12 lecciones que el Coronavirus le dio a la Comunicación y al Marketing


Miguel Ángel Rodríguez Pinto, Director de la Escuela de Comunicación y Marketing de Granada (ESCO), ha afirmado que “esta pandemia ha dado lecciones de las que la Comunicación y el Marketing pueden aprender de cara al escenario futuro y presente”.

En una exposición destacada por su originalidad, enumeró estas lecciones en 12 puntos y las asimiló a las horas del día:

 

12 lecciones - coronavirus

1. VIRALIDAD. El Coronavirus es viral, y la Comunicación también. La información compartida durante este período se ha potenciado con las estrategias del marketing y ha sido impulsada globalmente con las nuevas tecnologías, lo que permite que se contagie a otros ámbitos de la comunicación. Es decir, que se ha conseguido una redundancia a nivel global, no solo por la trascendencia de la comunicación y de sus contenidos sino por la interconectividad que ha generado el Coronavirus. El elemento transversal que nos ha vinculado a las personas (todas) es la vulnerabilidad ante la amenaza de contagio y asimismo, la improvisación, la capacidad de resolver, de aportar ideas y conformar soluciones.

2. CONTACTO: La supresión o disminución del contacto físico persona a persona, también se ha reflejado en el ámbito de la Comunicación: Los periodistas y las periodistas han debido asistir a conferencias de prensa en las que el plasma era un intermediario entre ellos y las autoridades, lo que ha habilitado un control sobre las preguntas e intervenciones, evitando que la comunicación sea fluida e impidiendo el pleno ejercicio del periodismo.

3. VULNERABILIDAD: Como siempre, en las comunidades, los más afectados por las crisis son los grupos vulnerables. Tanto el virus como la mala gestión de la Comunicación afectan a estos grupos. ¿Quiénes son los más vulnerables respecto a la comunicación?: Las personas a las que les afectan las “fake news” -de dudosa fuente e intenciones-, aquellas que no distinguen entre éstas y la información oficial y verdadera, y se comportan y toman decisiones según la primera y las difunden.

4. MUTACIÓN. Tal como comprobamos que el virus muta, sabemos que la comunicación también. Con las herramientas multimedia y la estrategia transmedia se persigue la asertividad, y esto ha generado nuevas formas de comunicar, algunas de las cuales pueden catalogarse como híbridos que seguramente nos detendremos a analizar en el futuro.

5. ASINTOMÁTICOS: Una de las características del COVID es que afecta de diversas maneras a las personas: mientras algunas sufren síntomas respiratorios agudos, otras ni siquiera perciben haberlo contraído porque son asintomáticas. De la misma manera, en la sociedad detectamos el “efecto avestruz”, que en palabras del profesor “son aquellas personas que han decidido, fruto de la infoxicación, aislarse del mundo, desconectarse para evitar empaparse de la negatividad de las noticias”.

6. INMUNIDAD: Así como el virus una vez que cumple su ciclo en el cuerpo humano inmuniza a la persona afectada, los datos también inmunizan porque deshumanizan. Los shocks de números que recibimos día a día terminan convirtiéndose en no más que eso: números. La sensibilización respecto a la persona que está enferma o ha fallecido se va perdiendo, y eso repercute en la forma en la que nos llegan las indicaciones de las autoridades y en nuestra intención de cumplimiento.

7. SECUELAS: Este período ha dejado y seguirá dejando secuelas, en nuestra economía, en la sociedad, en la política…y en la Comunicación. Todo ello influye en el desarrollo territorial y por ende en el desarrollo de la Administración Pública. El protagonismo tomado por la Pandemia ha “habilitado” que se oculten otras dolencias: sociales o territoriales que han pasado a segundo plano perjudicando así la transparencia que debe caracterizar siempre a la Comunicación.

8.VACUNA: En el ámbito de la Comunicación, la vacuna es la verdad. Las autoridades no deben hacer oídos sordos a la demanda de transparencia de parte de la comunidad y de los medios. Ante una crisis como la que se está viviendo, ésta es la verdadera vacuna para adquirir la confianza necesaria para encontrar soluciones comunes.

9. TEST: El paralelo en Comunicación de los “PCR” -dispositivos que logran detectar si una persona posee carga viral de COVID-, son los cuidados que se deben tener a la hora de recibir una información: analizar la procedencia, las fuentes. Aquí es donde deben pararse los medios de comunicación, responsabilizándose de que la información que se transmite sea correcta y verdadera.

10. CUIDADOS: Así como adquirimos costumbres de cuidados para protegernos del virus, la Administración Pública debe adquirir costumbres de cuidados para proteger a la población de la desinformación. El mantenimiento de los vínculos constantes, la demostración de transparencia y el diálogo honesto son destacables en este punto. “Los espacios abiertos y de oxigenación son necesarios para que no se contagie el COVID y también son necesarios para la Comunicación”.

11. HUMANIZACIÓN. No despegarnos de la vida real. Mantener los gestos y símbolos que a pesar de todo lo “anormal” nos devuelven a la realidad: aplaudir en reconocimiento a las personas que están trabajando. Fue éste un gesto que la comunidad descubrió para valorar a quienes estaban arriesgando su vida, para hacerles saber de su agradecimiento.

12: CAMBIO: Las mutaciones que esta pandemia ha generado son inamovibles. Deberemos aprender a convivir con el virus, sociabilizando con confinamientos y aislamientos de por medio, pero además, en la Comunicación y el Marketing: deberemos aprender a convivir con una mayoría de interacciones que ahora serán digitales y a través de nuevas tecnologías.