onGranada comisión de comunicación

El director de ESCO, Miguel Ángel Rodríguez Pinto ha sido designado como presidente de la Comisión de Comunicación y Marketing, del Clúster onGranada Tech City. el nombramiento se produce en el marco del nuevo plan de Comisiones y Consejos, aprobado en la última Junta Directiva. La comisión tendrá como fin definir la política y estrategia de comunicación de onGranada

Miguel Ángel Rodríguez Pinto es uno de los socios fundadores del Clúster y consejero de su Junta Directiva, entre otros muchos cargos de responsabilidad.

Esta comisión cuenta también como comisionados con destacados asociados del Clúster, especializados en el ámbito de la comunicación y marketing estratégico.

Una de las primeras acciones de la Comisión ha sido la definición del pliego de condiciones técnicas para el concurso del nuevo sitio web de onGranada.

http://www.ongranada.com/concurso-licitacion-nuevo-portal-web-de-ongranada/

Diego Oliva: “Somos la cara amable del dinero”


 

Diego Oliva con los alumnos de 4º de Periodismo

Diego Oliva con los alumnos de 4º de Periodismo

El director gerente de CajaGranada Fundación, Diego Oliva, ha respondido las preguntas de un grupo de alumnos de 4º de Periodismo en la Escuela Superior de Comunicación de Granada. Una ‘entrevista’ de ambiente familiar en la que ha hablado sobre la Obra Social, las crisis empresariales y el agresivo mundo de la publicidad.

Oscar Mesa/Granada

Diego Oliva entra al aula con la seguridad del que sabe que no puede ser sorprendido, del que conoce que la experiencia responde cada pregunta que puedan hacerle. La comunicación es “muy amplia” y le ha brindado “la suerte de poderme desarrollar en  ambos lados de la cámara”.

Antes de recibir ninguna pregunta, lanza su primera reflexión sobre el futuro laboral que nos aguarda: “Vais a comenzar a buscar trabajo este año, vais a salir ahí fuera y, ¿qué quieren las empresas? Da igual que seas guapo, que seas alto o bajo, delgado o no tan delgado… te van a medir por la capacidad de desarrollar y de hacer cosas; cuanto más sabes más posibilidades tienes de poner en marcha tus proyectos: hay que estar atento y estudiar cuanto nos rodea”, afirma rotundo Diego Oliva. “El presidente de la que era entonces La General se sorprendía de que otra caja, tres veces más pequeña y con menos presencia institucional, tuviera más presencia en los medios: fácil, porque compensábamos la dimensión con imaginación” comenta.

La primera pregunta alude a su trayectoria profesional, la de un trotamundos de la comunicación que ha ejercido prácticamente de todo, desde periodista para Antena 3 Radio y TV hasta director de CajaGranada Fundación, algo que considera “bastante más habitual de lo que pueda parecer”. “Al final todos los trabajos son iguales, debes prepararte, tanto si vas a entrevistar a un cirujano y no sabes de cirugía o si vas a lanzar una campaña y no conoces lo que piensa el público. Yo de cirugía no tengo ni idea: pues tendré que preguntar y preparar la entrevista”, dice con naturalidad, “siempre he sido escrupuloso a hacer el ridículo y por eso me preparo, para salvar mis carencias”.

Y sobre todo que los medios no os engañen, que sois jóvenes; todo son modas y las modas están perfectamente estudiadas, todo es publicidad”, continúa Oliva, que ilustra su reflexión con varios ejemplos, como la ralentización voluntaria de las colas en los supermercados o el rastreo de IP según la publicidad de las páginas y los hábitos de cada consumidor. “Como reflexión final, por no daros mucho la chapa”, insiste sonriente, “me mandaron un correo de change.org: ‘Diego hace 2 meses que no te comprometes con una causa’ y digo… ¡Es verdad, podría haberlo hecho! Lo comprobé, pero pensé: ¿Y quiénes son estos para saberlo y decírmelo? El Gran Hermano te persigue”.

Sorprende que tan solo se haya lanzado una pregunta, pero Diego Oliva continúa aludiendo a un proyecto educativo que están divulgando en los institutos para explicar la terminología bancaria porque “no puedes ir a un banco sólo pensando en que quieres tener rápido ese piso y sin saber lo que firmas”. Por eso desde la Fundación se empeñan en que los jóvenes sepan que, “un crédito no es un préstamo, ni una línea de descuento una póliza, hay que conocer esta terminología y hacer bien los números”.

Tras una extensa charla sobre la realidad socioeconómica española, una compañera le lanza la segunda pregunta: ¿Puede destacar alguna actuación de la Fundación de la que se sienta especialmente satisfecho?

No tiene ninguna duda, prevalecen “la educación, el crear inquietudes, estoy satisfecho sobre todo cuando aquello que hacemos bien es extrapolable a otros, cuando tu fruto sirve de semilla y se reproduce”. Menciona orgulloso la guardería para poblaciones en exclusión de Almanjayar, la formación a gente mayor en Nuevas Tecnologías o el curso para hablar en público a gente sin trabajo. “El gerente de General Motors España me dijo en una ocasión que para seleccionar a un buen gestor entre historiales académicos brillantes y muy parecidos, se fijaba en su poder de comunicación, en la forma de transmitir quien era y que esperaba de la empresa”, asegura Oliva. “Si no temes hablar en público, no temes defender una causa o mostrarte como eres. Aunque, por supuesto, para hablar en público debes saber de qué estás hablando, ósea, preparar tu discurso” No obstante, también sostiene que hay otras acciones que es mejor omitir, porque “hacer publicidad con las desgracias ajenas es de mal gusto”.

Los que quieran salir corriendo…”, propone Oliva sonriente mirando el reloj. Cierto es que en veinte minutos ha respondido dos preguntas, pero no se ha hecho ni mucho menos largo: da gusto que un hombre tan versado divague, ya sea sobre Evo Bank o sobre Gustav Klimt. Sin embargo, la situación toma un cariz más ordenado, aunque sigue dejando una serie de frases que definen bien su labor a cargo de CajaGranada  Fundación.

Sobre la fusión con Bankia, afirma que deben convertirse en una “herramienta de gestión útil para acercarse a la sociedad. Además, el presupuesto aumenta aunque pasemos del 2,79 al 0,7% de participación en acciones. Somos la cara amable del dinero, la RSC del banco”.

Ante la elección de proyectos, para la Fundación prevalece “que se trate de carencias que no estén cubiertas por las administraciones. Si no tienen ese cobijo y suponen una exclusión social, tendremos mayor atención. Por otra parte, como los recursos no sobran, priorizamos Granada y Jaén”. Replantea la pregunta en su cabeza y da una nueva respuesta: “Nuestros tres pilares son la cultura, la asistencia social y el ámbito medioambiental. Preferimos trabajar la cooperación al desarrollo y el emprendimiento, crear riqueza en vez de poner una tirita en la herida”.

La palabra crisis no le gusta y el gesto le cambia. “Quien dice que las crisis son imprevistas no cree en la comunicación”. Afirma haber gestionado muchas crisis institucionales y da su receta para afrontarlas: “lo primero es abrir la herida en canal y ver los puntos flacos y fuertes, y luego no mentir. Para gestionar bien hay que autoevaluarse sin miedo, ser claros en por qué pasa lo que pasa; si tu amigo no te saluda algo pasa, no es casualidad”. “La crisis es el mejor ejercicio para ver dónde estás y hacia dónde quieres ir” mantiene.