65 nuevas fórmulas del éxito


La Escuela Superior de Negocios de Andalucía ESNA inaugura el nuevo curso académico con la imposición de becas a 65 alumnos Máster de Banca, MBA, Recursos Humanos y Urbanismo

La Escuela Superior de Negocios de Andalucía ESNA tiene la fórmula del éxito. Lo acredita ser el único centro andaluz de estas características que suma 20 años de experiencia y más de 2.000 alumnos Máster cuya formación responde a las “verdaderas exigencias y necesidades” del mercado laboral. Porque “el futuro es una oportunidad para los valientes”, ha citado el director de       ESCO-ESNA, Miguel Ángel Rodríguez Pinto, que junto al vicepresidente primero de CajaGranada, Luis González, y el presidente de la Fundación ESNA, Pascual Rivas, ha inaugurado el nuevo curso académico de la escuela con el acto de imposición de becas 2009-2010 a 65 alumnos de postgrado en las especialidades de Banca, MBA, Recursos Humanos y Urbanismo y Ordenación del Territorio.

Imposición de Becas Máster de ESNA. PAOLA CATALÁN

La promoción, que ha recibido una afectuosa acogida por parte de los familiares y el profesorado, representa a una generación “exigente y a la que se le exige en todo momento”, según ha destacado Rivas, para quien la formación continua y especializada ejemplifica el “nuevo concepto de docencia” por el que hay continuar.

En este sentido, el consultor de empresas y profesor de  la Escuela Superior de Comunicación y Negocios de Andalucía ESCO-ESNA, Carlos Batllés, ha recordado en su ponencia ‘Renovar empresa: una puerta abierta a la oportunidad” que los alumnos de hoy son los responsables de “vertebrar el valor de nuestra tierra a través de conceptos imprescindibles como el compromiso, el trabajo bien hecho y en equipo, la responsabilidad, la lealtad y el esfuerzo”.

Para ello, el ponente le ha insistido a los postgraduados que ellos “ya son empresa” y como tal deben “atreverse a ser emprendedores” a través del camino de la “constancia, la implicación y la ilusión”, donde “no hay cabida para el adormecimiento y el susto, sino para provocar oportunidades y aprovecharlas”.