Adrián Martín, Mejor expediente en Comunicación Audiovisual ESCO


Adrián Martín, ha sido el mejor expediente académico de la especialidad de Comunicación Audiovisual. Su paso por ESCO ha sido una carrera de fondo que ha superado con éxito.

Adrian Martin comunicacion audiovisual

Adrián desde primero de carrera dio lo mejor de sí mismo y este esfuerzo se ha visto recompensado; según él “quería dar lo mejor de mí y que mis padres vieran que su enorme esfuerzo por pagarme unos estudios estaba siendo bien aprovechado”.

Actualmente está terminando un máster en dirección de empresas audiovisuales y está pendiente de hacer prácticas en otra ciudad con la intención de conocer gente y continuar reuniendo experiencias aunque reconoce que siempre echará de menos su paso por ESCO, los profesores, los desayunos con los compañeros, las prácticas de verano… Seguro que muy pronto veremos el nombre de Adrián Martín en la gran pantalla.

Adrian Martin comunicacion audiovisual 2

¿Qué planes de futuro tienes?

Estoy terminando un máster en dirección de empresas audiovisuales que comencé a hacer a distancia a finales de 2013, y que compaginé con el último año, y estoy esperando que me asignen prácticas del mismo, tengo previsto hacerlas en Madrid o Sevilla y aprovechar estas ciudades para conocer gente, seguir formándome además de ganas más experiencia en el campo que mejor me desenvuelvo, el de la producción audiovisual. Además, en Granada tengo algún proyecto de largometraje que espero poder poner en marcha en los próximos meses.

¿Con qué recuerdo te quedarías?

Me resulta imposible quedarme con uno sólo… Me quedo con los ‘sugus’ sabor a gasolina sin plomo y los cubos de mierda de Jaime Bartolomé, los cambios de humor de Emilio Egea, las clases de Análisis a primera hora, salir de clase de noche, las clases de redacción periodística, las prácticas en la televisión, los desayunos, la colonización del imaginario y la poesía de los planos de mi compañero Bernardo….

¿Qué ha significado para ti el reconocimiento al mejor expediente?

Estando en primero me planteé el cambio, yo me hubiera conformado con hacer un ciclo formativo en producción, pero mi padre insistía en que hiciera una carrera. Mis padres no tuvieron la suerte de poder estudiar y cómo dijo mi compañera Rocío durante el discurso de la graduación, “ellos nos aceptaron como su hipoteca con gusto”… Estaba obligado a dar lo mejor de mí, y que ellos vieran que su esfuerzo, enorme, había sido bien aprovechado.