Agosto entre cámaras y micros. Los alumnos aprenden su profesión en verano


Realizar prácticas profesionales puede suponer una buena oportunidad para acercarse a la realidad laboral que está por llegar a la vida de un estudiante, por ejemplo. Eso deben pensar los más de sesenta estudiantes de ESCOEscuela Superior de Comunicación y Empresa que ejercen las labores de su futura profesión en medios de comunicación, productoras audiovisuales y agencias de publicidad durante este verano.

Marta Eulalia Martín. Gabinete de Prensa ESCO y Redactora de GD

Jennifer García Sola, María Morillas, Marta Muñoz y Manrique Pascual actualmente invierten parte de su tiempo en desarrollar las funciones propias de un profesional de la publicidad, en el caso de García Sola, y del periodismo, en el caso de los demás. Las tres chicas ya han finalizado sus estudios.
Pascual, de 24 años, es redactor en la Cadena COPE de Granada, donde, desde el pasado mes de julio y durante agosto, desempeña las labores de locución, redacción radiofónica, y todo lo que conlleva acudir a ruedas de prensa y convocatorias. Son sus primeras prácticas relacionadas con periodismo. Califica la experiencia de “bastante buena” y asegura que “aprendes cosas que teóricamente no pueden ser enseñadas”.

En cuanto al flujo de trabajo durante los meses de verano, el joven comenta que en julio, “el nivel de trabajo es mayor, pero llegada la época de agosto baja mucho, pero la experiencia es igual de enriquecedora”. Ser becario durante la época estival tiene sus aspectos positivos, pero también negativos. “Lo peor es la falta de noticias y con ello el poco trabajo, unido a no recibir ningún salario mínimo por las practicas, pero lo mejor es que te da tiempo a conocer perfectamente una radio por dentro, a su personal y a poder tener mas tiempo para realizar otras labores en la radio”, añade Pascual.

Por su parte, Morillas, de 22 años, desde julio y hasta septiembre, es redactora en la Cadena Ser -Radio Granada- y Una Granada Televisión. La joven ha realizado prácticas en diferentes empresas desde primero de carrera. Ha estado en el periódico y la televisión de Albolote, en Granada Digital y en la misma empresa en la que actualmente está, además de participar en el gabinete de comunicación de diferentes jornadas.

Sin duda, las prácticas en este medio han sido una experiencia muy productiva. Aunque tener una base teórica es fundamental para el aprendizaje de nuestra profesión, cuando verdaderamente aprendemos es a la hora de la verdad. Gracias a estas prácticas que he ido realizando durante mis cuatro años de carrera, he ido aprendiendo cada día cosas nuevas -a base de caídas, claro está- y creciendo poco a poco como periodista. Aún me queda mucho camino que recorrer, pero si de algo estoy segura, es que estas prácticas y la gente que he conocido en ellas, han sido un pilar fundamental para enseñarme que verdaderamente el periodismo es a lo que quiero dedicarme”, asegura la joven periodista.

Respecto a lo peor de hacer prácticas durante estos meses, Morillas considera que “es una época en la que no hay mucha actividad, hay pocas convocatorias, y por tanto, nuestro trabajo es más limitado”. Está muy contenta de su paso por estas empresas y anima a todo futuro periodista a que, desde el primer año, “aprovechen al máximo estas experiencias porque el día de mañana lo van a agradecer, y mucho”.

García Sola, de 22 años y graduada en Publicidad y Relaciones Públicas, actualmente trabaja en en el departamento de comunicación y marketing de la constructora ANFRASA S.L. Coordina la comunicación de un centro deportivo urbano en Santa Fe, un centro wellness para toda la familia. Estas prácticas, que comenzaron el pasado 20 de junio y que tienen una duración de seis meses, con posibilidad de promocionar, suponen para la joven publicista una experiencia “muy importante”.
Antes siempre sabía que en octubre seguiría con las clases y la rutina de estudio, pero este año, al haber finalizado su carrera, “estaba ahí la sombra del ‘¿qué pasará ahora?’. Afortunadamente tuve la oportunidad de hacer esta entrevista de trabajo y quisieron contar conmigo muy rápidamente”, asegura García Sola, quien añade que quiere seguir formándose, “tal y como están las cosas es una suerte haber encontrado unas practicas remuneradas tan rápido”.

He aprendido mucho sobre las relaciones profesiones ‘reales’, y es que de la teoría a la práctica hay bastante distancia. Las necesidades surgen muy rápido, el volumen de trabajo crece y cada vez más cosas pasan a ser urgentes. Hay que tener muy buena sinergia con los proveedores, a la hora de producir los trabajos es muy importante ahorrar cuanto más tiempo mejor”, comenta García Sola, quien también manifiesta que “cuando trabajas en proyectos tan vivos, aprendes casi sin darte cuenta, son cosas muy dinámicas, haces muchos contactos de lo más variado. Un día estás cerrando acuerdos de colaboración con comercios de la zona y otro, estás organizando una visita de obra con políticos”. Pero lo que más le ha aportado ha sido crear la marca de la empresa. “Hemos trabajado en la creación de la marca del centro deportivo desde el principio. Ha sido muy emocionante ver cómo ese trabajo ha ido dando sus frutos. Ya tenemos una primera campaña en marcha para el centro IonFit Familly Wellness, que además da sus primeros pasitos en Facebook con su página ‘ACTIVA TU LADO + ON‘, que es el claim de la campaña”, sostiene la joven.

Pero esta no es la primera experiencia profesional de García Sola, anteriormente ya realizó prácticas, durante dos años, en la empresa de marketing deportivo MADER Hípica S.L. Trabajaba en los eventos hípicos, en el departamento de comunicación y marketing y desempeñaba algunas funciones de protocolo. “Aprendí muchísimo, sobre todo por el trato con el público y las relaciones con los patrocinadores. Es un mundo muy completo y complejo”. La publicista también considera que esta situación tiene su parte buena y su parte mala. “Aunque dé un poco de envidia ver a los amigos que se van de vacaciones, está muy bien tener un dinerito para costear el verano, ¡aunque sean sólo los fines de semana!”.

Por último, Marta Muñoz, de 23 años, es redactora de noticias para informativo, durante el mes de agosto, en la Cadena Ser. La experiencia es “maravillosa, cuando el entorno es maravilloso. Tengo unos compañeros buenísimos que están a mi disposición para todo lo que necesite, y de ahí la motivación de ir todos los días a la emisora y continuar con las prácticas. Estoy muy contenta, no tengo pega, pero sí es cierto que echo de menos locutar para el informativo del mediodía”, como hacía el año pasado en Onda Cero Elche. Para Muñoz, lo mejor de las prácticas en verano es “que tienes todo el tiempo del mundo para dedicarte a ello” y lo peor, “que debes ceñirte a los fines de semana para disfrutar del verano”.

REPETIRÁN LA EXPERIENCIA

Los cuatro jóvenes están interesados en repetir esta experiencia profesional en verano. Pascual manifiesta que las prácticas son “necesarias para una buena formación y las seguiré realizando cada verano, pero durante julio y septiembre”. Por su parte, Morillas señala que “acabo de graduarme y mis expectativas son ahora mismo mucho mayores que las que tenía en primero cuando empecé a estudiar. Mi intención es seguir formándome, ampliando mis estudios en ESCO con algún máster y por supuesto, con más experiencia laboral. Pero esta vez, espero, sea durante un período de tiempo más amplio, y a poder ser remuneradas y con posibilidad de contrato. Te puedo asegurar que ganas de empezar a trabajar, no me faltan”, idea que comparte con Muñoz. Por último, García Sola apunta que, de momento, tiene aún cuatro meses de prácticas con ANFRASA. “Las experiencias de las prácticas en verano siempre han sido buenas, por lo que repetiría encantada, pero el verano que viene me gustaría pasarlo en el extranjero y perfeccionar el inglés”, concluye.