Cada paciente de una consulta privada genera un coste de hasta 30 euros


Los resultados del estudio elaborado por la Fundación Escuela Superior de Negocios de Andalucía (FESNA) para el Colegio de Médicos de Granada indican que una consulta médica privada necesita una ratio de 1.700 a 3.000 pacientes cada año para obtener beneficios.

No todo son beneficios para el millar de consultas médicas privadas que hay en la provincia de Granada. Detrás de la placa del facultativo que atiende en un ambiente más distendido y distinguido que el de un centro sanitario público hay un sinfín de gastos que puede alcanzar hasta los 50.000 euros anuales. Una cifra que sitúa el coste medio de cada paciente entre 15 y 30 euros, en función de si el doctor desarrolla dicha actividad en régimen de jornada completa o parcial.

Así se desprende de un estudio elaborado por la Fundación Escuela de Negocios de Andalucía (ESNA) para el Colegio de Médicos de Granada y según el cual una consulta médica privada necesita una ratio de 1.700 a 3.000 pacientes cada año para obtener beneficios. De este modo, se pretende «ayudar al profesional que esté pensando en abrir una nueva consulta a hacer una valoración más exacta de la viabilidad de su proyecto teniendo en cuenta los gastos que deberá asumir», explican desde la entidad colegial.

Suma y sigue. La inversión inicial necesaria para la puesta en marcha de la consulta dependerá de las características de la especialidad médica que se aplicará. Mientras la adquisición de aparatos generales de oftalmología puede suponer un coste de casi 56.000 euros, el valor del instrumental necesario para toroxcopia, endoscopia, urología y dermatología asciende a 18.169 euros, según datos del informe, que también hace especial hincapié en el gasto anual de amortización de dichos aparatos, el cual oscila entre los 257 euros de los sillones articulados exploratorios y las mesas clínicas a los 8.391 euros de los equipos oftalmológicos.

Una larga lista de sumas que no asfixia a todos por igual. Porque la dedicación parcial de algunos facultativos no les exime de los gastos fijos y comunes a una instalación sanitaria (alquiler o compra del local, mantenimiento de las instalaciones, entre otros aspectos), lo que merma sus beneficios en el cómputo global. Además, los médicos que renuncian al complemento de exclusividad para compaginar varias tareas profesionales dejan de percibir 10.059 euros al año, según estimaciones del informe, que añade dicha cuantía a los costes asumibles.

Más información en:

  • La Opinión de Granada