Leocricia Sabán estrena su último cortometraje ‘Irene’ en Teatro CajaGranada


Marta Eulalia Martín / ESCO

‘Irene’ es el nuevo cortometraje de la joven cineasta Leocricia Sabán, graduada en Comunicación Audiovisual por la Escuela Superior de Comunicación y Empresa (ESCO). Su estreno es el martes 14 de febrero a las 21.30 horas en el Teatro CajaGranada Isidoro Máiquez, ubicado en el Centro Cultural Caja Granada Memoria de Andalucía.
El rodaje del corto tuvo lugar entre el 22 y el 24 de septiembre en el Hotel Casa Capitel Nazarí de Granada y durante tres jornadas en octubre. En cuanto al argumento, ‘Irene’ cuenta el difícil camino que recorre una madre que no logra superar la muerte de su hija. “Dentro de un contexto temporal marcado por los avances científicos, vive con la esperanza de volver a verla con vida. Y sólo una persona la puede sacar de ahí…”, asegura Sabán.

 

EQUIPO TÉCNICO Y ARTÍSTICO: Tíscar Rodriguez, actriz de la Escuela de teatro y Danza La Seducción, interpreta el papel de la madre, Irene Rodríguez Díaz, de diez años, es Irene. Para el equipo técnico, Sabán contó con amigos de la profesión y compañeros de la universidad. Para la producción del cortometraje contó con Emilio Egea -profesor de ESCO- y Sonia Veredas, jefa de producción y licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Granada . La propia Sabán también desempeñó esta labor.
El director de fotografía es Fabián García Cuevas, compañero de promoción de ESCO; Araceli García, directora de la Fábrica Creativa, es la directora de arte; y Andreas Olas y Sabán se ocupaban del maquillaje y el vestuario, respectivamente. “Como mi primer ayudante, Javier Moreno realizó una estupenda labor. En montaje de imagen y sonido he tenido la suerte de contar con Emilio Egea”, afirma la cineasta. Para sonido, contó con Mayte Cabrera, y como script, con Matyssa Peréz, ambas de la Escuela Superior de Comunicación Audiovisual (ESCAV). Por último, en cuanto a la postproducción, Jaime Gómez se encargó del etalonaje y Isaac Zafra, de la ecualización de sonido. Ambos son profesores de ESCAV.
“Visto el resultado, vamos a presentar ‘Irene’ a todos los festivales que el dinero, el tiempo y las bases nos permitan. Es importante darle la máxima difusión al cortometraje, porque en este mundo es muy difícil meter cabeza, y a través de los festivales podemos ir dándonos a conocer -a los que nos hace falta, claro-”, sostiene la joven.
“El estreno no es más que una buena ocasión para mostrar al público un trabajo al que le hemos dedicado, más de quince personas, muchos meses de trabajo, y de cuyo resultado estamos más que contentos. Mis expectativas con respecto al cortometraje ya se han visto más que satisfechas, he aprendido mucho de la experiencia, y más que me queda por aprender y por hacer. ¡Eso es lo mejor!”, comenta Sabán.

 

TRAYECTORIA: Licenciada en Comunicación Audiovisual por ESCO, ya en primero de carrera dio sus primeros pasos como cortometrajista con ‘Versus’. Desde entonces, ha llevado a cabo más de quince proyectos audiovisuales, ocupando diferentes cargos en varios departamentos, aunque siempre ha tenido claro que su vocación es” narrar historias a través del medio audiovisual”, subraya Sabán.
“Consciente de la estrecha relación entre el director y los actores, desde los quince años hasta los veintidós, he llevado a cabo cursos de teatro y de dirección de actores. Es muy importante conocer su trabajo y su metodología a la hora de trabajar un personaje. Ha participado como actriz en diferentes cortometrajes como ’48 horas después’, dirigido por Nana Medina, o ‘The sweet hand of the white rose’, del director italiano Davide Melini. También ha intervenido como actriz en un largometraje, a punto de estrenarse, del director Fernando Díez, titulado ‘La playa roja’.
Actualmente es parte del equipo del Festival de Cine Clásico de Granada Retroback, es profesora de baile y pertenece a la compañía de teatro improvisado ‘No es teatro para rusos’. “¡Mi vida es un no parar!”, comenta.
“En la actualidad, consciente de lo que me queda por aprender, he tenido que dejar a un lado esta faceta como actriz y centrarme en aquello que realmente siempre me ha apasionado, la dirección. Por desgracia, en esta vida no se puede abarcar todo”, añade la joven.
Respecto a sus futuros proyectos en el sector audiovisual, asegura que “son muchos y ninguno. La situación actual no acompaña y es muy difícil encontrar productoras que quieran invertir en proyectos. Pero yo sigo escribiendo, y seguiré haciendo ‘cortos de guerrilla’, que es lo único que nos queda, sobrevivir. Ya tengo en mente otro guión, pero para este necesitaré una producción mayor así que me lo tomaré con tiempo. Si alguien quiere producir mi próximo cortometraje, que se ponga en contacto conmigo”, concluye Sabán.