Alrededor de 60 alumnos de ESCO realizan prácticas profesionales


Verano de aprendizaje en los medios de comunicación

Marta Eulalia Martín. Gabinete de Prensa ESCO y Redactora en GD

Alumna Margarita Fernández, en la redacción de Granada Digital.

Sol, playa, piscina, viajes, diversión, fiesta… Podrían ser los ingredientes perfectos para un verano de ensueño, pero no todos los jóvenes estudiantes deciden pasarlo así. También hay quien prefiere invertir ese tiempo libre en aprender a ejercer su futura profesión. Decisión que han tomado alrededor de sesenta alumnos de ESCO Escuela Superior de Comunicación y Empresa de Granada, quienes realizan prácticas profesionales de Periodismo, Comunicación Audiovisual o Publicidad y Relaciones Públicas en diferentes medios de comunicación y agencias de publicidad de Granada, por ejemplo.

“Hacer prácticas profesionales te da un aprendizaje básico para el futuro laboral. Es necesario tener conocimientos teóricos, pero sin la experiencia práctica no sirven de mucho”, asegura Irene Adarve, estudiante de Periodismo que, desde el pasado 1 de julio y hasta el próximo 31 de agosto, es redactora en el periódico ‘Granada Hoy’. Sus labores consisten en acudir a ruedas de prensa, redactar noticias, editar teletipos de agencias y notas de prensa, así como elaborar reportajes.

Durante los dos veranos anteriores, la joven de 20 años ya realizó prácticas en Canal 21 y Granada Digital, medio en el que Margarita Fernández, estudiante de Periodismo, ejerce las labores de su futura profesión por primera vez. Fernández, de 21 años, que ha desempeñado las mismas labores que Adarve durante el mes de julio, asegura que la experiencia ha sido “bastante buena”, pero, aunque “haya habido alguna que otra metedura de pata, se aprende bastante de los errores”.

También se ha dado cuenta de que la grabadora es “la mejor amiga del periodista”, afirma entre risas, y de que “hay que darle más importancia a algunas cosas que a otras a la hora de escribir una noticia”. Además, “gracias a las ruedas de prensa, te enteras de cosas que no sabías ni que existían y te pones más al día con todo lo que ocurre en tu localidad”. La futura periodista añade que repetirá experiencia porque le queda “muchísimo que aprender, y seguramente no será otro verano más, sino durante varios más”.

Por su parte, Adarve afirma que este año las prácticas “están siendo duras porque la jornada es muy intensa”. Trabaja mañana y tarde, suele salir sobre las 22:00 horas y descansa cuatro días cada diez, pero cree “que merece la pena” porque tiene “la oportunidad de establecer contactos profesionales que pueden ser muy útiles”. La joven señala que, durante el conjunto de las prácticas que ha realizado, ha conocido de cerca cómo es el día a día para un periodista en los distintos medios y aprende “tanto de los aciertos como de los errores” que observa “en los periodistas” con los que ha trabajado. Adarve también está dispuesta a repetir la experiencia de estos tres últimos veranos, considera que es “un sacrificio que merece la pena. Se puede disfrutar mucho si realmente te gusta la profesión”.

María Herrera, en el departamento de Marketing de ESCO. Foto: M.E.M.

María Herrera, estudiante de Comunicación, y Eva Ríos, que cursa Periodismo, también pasan este verano aprendiendo funciones relacionadas con el marketing y la radio, respectivamente. Herrera, de 19 años, ha sido becaria en el departamento de Marketing de ESCO durante julio, y Ríos lo es en Onda Cero durante julio y agosto. El trabajo de Herrera, en lo que constituyen sus primeras prácticas, consistía en realizar búsquedas en internet para recopilar toda la información posible para campañas publicitarias de la Escuela. También aportaba ideas sobre los lugares donde esa publicidad podría llegar mejor a su público objetivo.

“Me ha parecido una experiencia interesante porque te acercas al mundo laboral, conoces gente diferente a la que te encuentras en clase y pones en práctica algunos conocimientos que has aprendido durante el curso. También me han servido para coger práctica con el ordenador”, indica Herrera, quien añade que volverá a hacer prácticas en verano pero que, el que viene, le gustaría probar en un periódico, ya que todavía no tiene claro si estudiará Periodismo o Publicidad.

Por último, Ríos acude a ruedas de prensa, redacta y locuta las noticias en el informativo y realiza reportajes radiofónicos, además de fotografías de algún tema de actualidad para el Facebook de Onda Cero y comentarlas en el programa ‘Granada en la Onda’, donde también lee los mensajes de los oyentes. Además, ejerce labores de producción. Durante el mes de agosto, colaborará más en el programa y se encargará de una entrevista diaria.

Pero no son las primeras prácticas profesionales de esta futura periodista, durante el verano de 2009 fue redactora del periódico local de Jun, ‘Jun al día’, y durante los meses de abril y mayo de 2010 fue maquetadora en el periódico ’7 Días’. La joven define como “genial” todas sus prácticas, aunque se decanta por estas últimas, principalmente por dos razones: tras cursar 3º de Periodismo, es “consciente” de que ha aprendido más, y por ello, “es más lo que yo puedo poner de mi parte para realizar bien el trabajo: consigo mejores frutos y logro más satisfacción personal”. También porque ha descubierto un nuevo medio, la radio, que “no me parecía tan impresionante a primera vista, pero que ahora, me apasiona, aunque espero ir mejorando poco a poco”, apunta.

Ríos añade que “hay algunas personas que han resultado ser maravillosos profesores que me han enseñado muchísimo en poco tiempo” y que “por supuesto”, repetirá experiencia, “todas las veces que pueda”. Además, agradece a ESCO el poder tener prácticas cada verano.

LO MEJOR Y LO PEOR

Trabajar como becarios durante la época estival tiene ventajas e inconvenientes. Fernández y Herrera coinciden en que lo peor son “los madrugones”. Ríos afirma entre risas que para ella, “sin duda”, es “el insoportable calor, que hace que ir a las ruedas de prensa o simplemente salir a buscar información, se haga misión casi imposible”. Por su parte, Adarve lamenta “no poder disfrutar de las vacaciones, tener que trabajar mientras el resto de la gente descansa”. También le parece negativo el hecho de que en esta época es “cuando menos noticias interesantes hay, así que se tiende mucho a los típicos reportajes del calor, de la playa, las rebajas… que siempre nos encargan a los becarios”. Aunque también tiene un aspecto positivo, la agenda de noticias está “menos apretada y tenemos campo libre para publicar temas propios”.

Lo mejor, que es un trabajo “ameno y entretenido, lo mucho que aprendes, toda la gente que conoces y fijarte en cómo trabajan otros medios cuando acudes a un acto”, declara Fernández. Según Herrera, que “aprovechas el tiempo libre, porque en tres meses hay tiempo para todo”. Por último, Ríos señala como principal ventaja de realizar prácticas durante el verano el hecho de “aprovechar el tiempo en esta época, que a veces lo echamos a perder sin darnos cuenta, y acumular experiencia laboral para el día de mañana”.

Las cuatro estudiantes de Comunicación coinciden en que sí seguirán haciendo prácticas profesionales durante su carrera para aprender y desenvolverse mejor en lo que se convertirá en su día a día dentro de poco.