Las Pymes, ahora sí


Todos los indicadores del DESI muestran que avanzamos razonablemente bien en los índices de digitalización comparados con nuestros socios europeos. Tenemos una infraestructura de telecomunicaciones extraordinaria, un uso avanzado en medios informáticos.

Pero hay un punto que es donde no destacamos por nada bueno. Nuestra asignatura pendiente. Y esa es la digitalización de nuestro tejido productivo. Lo cierto es que la propia naturaleza de nuestra economía, con un elevado peso de pymes y autónomos, hace estos procesos de extensión del uso tecnológico más complicado.

Es en el uso de la tecnología por el tejido empresarial, sistemas de gestión, sistemas cloud o comercio electrónico donde nuestro posicionamiento no es bueno con respecto al resto de países europeos. No estamos bien y además perdemos posiciones.

Competencias digitales y teletrabajo

Otro aspecto donde seguimos suspendiendo es en las competencias digitales, siguen siendo nuestra asignatura pendiente. Por eso es tan importante la labor que instituciones como Esco están haciendo para cubrir esa brecha que lastra nuestra competitividad y el desarrollo económico y social de nuestro país.

Que las pymes consigan utilizar la tecnología en sus procesos productivos, de toma de decisiones y de relaciones con los clientes puede no ser tarea sencilla, pero es imprescindible. No queda más remedio. La dolorosa crisis sanitaria que hemos vivido nos ha demostrado que solo las empresas que están preparadas para el teletrabajo, para relacionarse con los clientes de forma telemática, capaces de mantener sus procesos de gestión con sistemas cloud o de analizar y utilizar de forma apropiada los datos estarán en condiciones de competir.

Los datos: verdadera fuente de conocimiento

Lo cierto es que la tecnología es una necesidad y la buena noticia es que ya no hace falta ser un experto tecnólogo para utilizarla de forma eficiente. De la misma forma que no hace falta ser un experto en motores para poder conducir. Durante este año vamos a ver como los datos pasan a ser la verdadera fuente de conocimiento de las empresas, datos de sus clientes, de sus procesos productivos, la sensorización de establecimientos y fábricas y por supuesto el análisis de datos de los clientes mediante sistemas de gestión comercial y de monitorización y escucha activa. Las grandes empresas ya lo están utilizando, pero ahora el coste y la usabilidad de las soluciones lo ponen al alcance de los directivos y emprendedores dispuestos a sacar a sus empresas adelante. 

Leonard Pera es autor de “Manual para Digitalizar una Pyme” que se puede descargar de forma gratuita hasta el 5 de Julio en el marco del programa Acelera Pyme de Red.es.