Las Reflexiones Atómicas de Rafa Fortis en ESCO y ESCAV


El Director Creativo de The Kitchen, agencia de publicidad y productora afincada en Madrid, y director de la Escuela Superior The Atomic Garden, ha acercado el mundo laboral del creativo a los alumnos de ESCO y ESCAV con su particular sentido de la profesión.

Rafa Fortis y Miguel Ángel Pinto

Rafa Fortis, Director Creativo de Kitchen, y Miguel Ángel R. Pinto, Director ESCO (de izquierda a derecha)

Al primer contacto ya se atisba que Rafa Fortis es una persona dinámica y creativa, algo que debería darse por descontado en su mundo pero que no siempre es así. También que disfruta con la docencia y con las conferencias. Comienza su puesta en escena reclamando su pertenencia a Úbeda y definiéndose como “un creativo del montón, pero del montón de los buenos”, pues afirma que cualquier persona tiene las cualidades para ser un buen creativo: que “te gusten las cosas” y seas emocional, tener intereses y gustos muy diversos para que te sea más sencillo el proceso de creación, y una capacidad de frustración que te impida conformarte, pues todo puede ser mejor. “No es cuestión de talento, sino de trabajo”. Para Fortis, uno de los problemas en publicidad es que “no nos conocemos, preguntas a una serie de creativos que lleven muchos años trabajando por cinco creativos que les gusten y no tienen ni idea”.

La conferencia, celebrada ayer martes 23 de febrero, ha reunido a estudiantes de todas las disciplinas de comunicación – Periodismo, Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas, Marketing – ADE,– y a los estudiantes de los diferentes Ciclos Formativos de ESCAV. Todos ellos, pudieron disfrutar de una divertida exposición de sus Reflexiones Atómicas, que pretenden definir cómo funciona realmente el mundo del publicista, todas ellas convenientemente acompañadas con spots que ilustran perfectamente sus palabras.

Alumnos de ESCO y ESCAV en la charla de Rafa Fortis, Director Creativo de Kitchen

Alumnos de ESCO y ESCAV en la charla de Rafa Fortis

El creativo define la publicidad como: saber guiñar un ojo, desechar montones de papeles arrugados, demostrar tu cultura, ser artesano en lugar de artista, innovar, complicidad y empatía con el consumidor, caer bien, ser vendedores de detergentes o tener miedo al folio en blanco. Un publicista debe salir de la zona de confort y arriesgarse, dudar de su valía para evitar el ego, buscar las mejores ideas en los sitios que temes y admirar en lugar de odiar.

Según Fortis: “all you need is LOL”. 

Crónica de Óscar Mesa, alumno de 4º de Periodismo.