¿De qué trata Death Stranding?


Redacción: Paco Delgado, alumno de 4º de Periodismo en ESCO

Después de más tres años desde su anuncio en el E3 2016, el último videojuego de Hideo Kojima llegará finalmente el próximo 8 de noviembre. No son pocas las preguntas que ha suscitado desde su primer avance, en el que podíamos ver a Sam (Norman Reedus) rodeado de un considerable número de animales marinos muertos mientras contemplaba a cinco figuras flotando en el aire.

Sin embargo, el último tráiler lanzado por fin ha arrojado una nueva luz sobre el proyecto, dando un hilo del que tirar para tratar de desentrañar su trama e incluso su posible mensaje.

A pesar de que aún quedan muchas incógnitas por resolver, algo empieza a estar claro. Esta va a ser una historia sobre personas. Puede que haya elementos paranormales o de acción, pero no son más que un envoltorio, una decoración para la verdadera intención de la obra. Del mismo modo que Neon Genesis Evangelion (1995) de Hideaki Anno, no era un anime sobre mechas, esta no es una simple historia de ciencia ficción.

¿De qué parece tratar Death Stranding (2019)? La humanidad ha sufrido alguna clase de cataclismo que ha provocado la desestructuración de la sociedad y ha hecho que las personas apuesten por una individualidad casi total. Una distopía que no alcanza cotas de salvajismo vistas en Mad Max, pero si un entorno igual de hostil.

Sam será el encargado de “reunificar” América. No América entendida como lo hacemos actualmente, sino el concepto original, como fue concebida: la tierra de la convivencia y de las oportunidades. Sam no ve posible, ni necesario, algo así. Pero como le recalcan, “necesitamos estar unidos”.

Según dijo Patrick Henry “Unidos resistimos, divididos caemos. No nos separemos en facciones que deben destruir la unión de la que depende nuestra existencia”. ¿Qué significa esto? El ser humano es un ser social, no puede sobrevivir solo. Tenemos la imperiosa necesidad de sentirnos parte de algo, de relacionarnos con los demás, encajar. Death Stranding trata de mostrar como las personas no pueden encerrarse en sí mismas. El viaje solitario potencia esta visión. Un detalle tan simple como el hecho de que la compañía para la que Sam trabaja se llame Bridge (puente) u otro más sencillo, si cabe, como crear un puente con una escalera (tráiler 1:46) después de un rótulo que reza “reconectar una sociedad fragmentada”.

Las conexiones que creamos con los demás, serán el motor y eje de la historia. Pero hay más: los Bridge Babys. Estos bebés serán importantes en el desarrollo del argumento, ya que permiten ver a los BTs (Beached Things), espectros que tratan de arrastrar al protagonista hacia el Hades, el otro lado. De eso hablaremos más adelante.

Volviendo a los bebés, Sam y otros personajes se conectan directamente a ellos a través de un cordón umbilical artificial. Representa una unión más allá de lo emocional. Es como si Kojima lanzara sobre la mesa preguntas como “¿Y si los hombres tuvieran la posibilidad de gestar? ¿Cómo les afectaría algo así?”.

VideojuegosImagen: Kojima Productions 

Como he dicho, esta es una historia sobre personajes y conexiones. Del mismo modo que Sam, Fragile (Léa Seydoux) o Mama (Margaret Qualley) tratan de mantenerse conectados a la vida, otros están conectados a la muerte. Cliff (Mads Mikkelsen) parece uno de los principales antagonistas. Cuenta con su propio equipo de ataque y no dudará en darnos caza. Su afiliación con la muerte queda muy recalcada al verlo conectado a cuatro esqueletos que siguen sus órdenes. Además, parece enormemente relacionado con el Hades, lugar en el que acabará Sam si es devorado por los BTs. En el Hades se reviven los momentos más oscuros de la humanidad, especialmente las guerras. Cliff y su escuadrón es presentado en él con distintos atuendos según la época de la guerra en la que aparezcan. De hecho, es posible que las cinco figuras que Sam observa en el mundo real sean Cliff y sus secuaces.

Videojuegos Imagen: Kojima Productions 

Siguiendo con los BTs, su capacidad de hacerse invisibles es algo que no se debe tomar a la ligera. Pocas cosas se temen tanto como aquello que no podemos ver. Del mismo modo que en Silent Hill 2 (2001) los creadores trataban de transmitir el miedo a través del sexo y la muerte (dos conceptos sobre los que las personas piensan cada día) aquí parecen tratar de hacer algo similar, pero con la vida y la muerte. O, más que terror, plantear preguntas de un talante existencialista.

El tercero en discordia: Higgs (Troy Baker). Líder de otra facción, los Homo Demens (hombres locos), que pretenden perpetuar el estado actual del mundo, en un caos continuo. Sus motivaciones no están del todo claras aún, pero será algo que el juego final revelará. Tienen la capacidad de invocar la lluvia, la cual, según parece, hace que aparezcan los BTs.

Imagen: Kojima Productions 

Son muchas las cuestiones que quedan por resolver. Sea como sea, está claro que la historia de Death Stranding es mucho más de lo que se aprecia a simple vista. A partir del 8 de noviembre, saldremos de dudas.

 

Javier Velasco: «Todos los tomates, también los ecológicos, tienen genes»


Javier Velasco, biotecnólogo granadino (de adopción):

Ana Sonia Navarro Blanco. Alumna de Comunicación de ESCO. 

Una de las figuras más relevantes dentro del ámbito biotecnológico nacional es Javier Velasco Álvarez. En la actualidad es divulgador, inversor y consultor en varias empresas y proyectos del sector de la biotecnología, tanto nacionales como internacionales; además, ha recibido numerosos premios a lo largo de su carrera. Él ha sido el protagonista en la entrevista a la que se han enfrentado los alumnos de segundo de Comunicación de ESCO. La conversación se ha desarrollado en un ambiente agradable debido a la cercanía de Velasco, un granadino de adopción que no ha escatimado explicaciones sobre todos los asuntos que se le han planteado. Desde el veganismo al PTS, pasando por la fuga de cerebros, el mundo empresarial, los transgénicos y la comunicación, nada le resulta ajeno a este experto. Y el entusiasmo y la pasión con la que habla los transmite a su audiencia.

¿Es complicado establecer una EBT (empresa de base tecnológica) en Granada?

Javier Velasco: En España nos hace falta cultura de la innovación. Tenemos menos recorrido que otros países, porque es preciso entender que la innovación y la investigación no son un lujo. De ahí que los países más desarrollados sean los que han invertido más en I+D+i. Pero los resultados no se ven de un día para otro; un ejemplo de esto puede ser el caso de Corea del Sur: de sociedad rural y analfabeta a puntera en tecnología en menos de cincuenta años. España no cree en la investigación y faltan estructuras de apoyo para que una empresa de base tecnológica se desarrolle. En el caso del PTS de Granada, hubo aciertos y errores. Ha habido apoyo, pero poco conocimiento. Es necesario crear una estructura y una cultura de la innovación… y esto lleva mucho tiempo.

¿Considera que la inversión pública en el PTS es suficiente?

J.V. La inversión en el PTS de Granada ha sido enorme ‒unos 600 millones de euros aproximadamente‒  desde que empezó el proyecto hace 20 años. Pero el 90% se dedicó a edificación ‒hospital, facultades…‒ y material tecnológico. El problema es que no se ha hecho el mismo esfuerzo por contratar a personal y especialistas de prestigio. Creo que más que cantidad de inversión pública, hay que saber cómo y dónde invertir, ya que con mucho menos se podría haber hecho mucho más. Tanto en Granada como en España las administraciones tienden a repartir fondos, de forma más o menos equitativa, a muchos grupos de investigación, en lugar de estudiar qué ámbitos concretos y qué grupos concretos merecerían una mayor inversión. En mi opinión, falta hacer un análisis previo para saber dónde focalizar la inversión y, después, un seguimiento para que de esos fondos se obtengan resultados.

Todos conocemos personas con una gran formación académica que se han visto obligadas a emigrar para buscar trabajo…

J.V. La persona que estudia una carrera investigadora necesita salir del país para completar su formación. El problema es que en España se invierte mucho dinero en su educación y cuando ya esas personas son productivas no tienen dónde volver. Son muchos los países que están encantados con esta situación, porque se quedan con los investigadores mejor formados, sin haber empleado un euro en su educación.

¿Considera que la formación que imparte la universidad está orientada a cubrir las necesidades reales de las empresas o hay un desfase entre lo que la una ofrece y las otras demandan?

JV. Las universidades públicas se alejan de lo que las empresas piden. Su dinámica se centra en la colocación de profesores y no en la necesidad de formación e investigación. Además, las universidades más antiguas viven de la marca y creen tener el monopolio del conocimiento. Pienso que tienen que abandonar esa idea, ya que, actualmente, el conocimiento también está en las empresas. Y la transferencia de esos saberes debe ser bidireccional.

¿Qué importancia tiene la comunicación en el sector de la biotecnología?

J.V. La comunicación es muy importante porque hay que explicarle a la sociedad, a todos los niveles, para qué sirve lo que estamos haciendo en el sector de la biotecnología. Pero en muchos casos no se ha hecho tarea de formación y comunicación. Esto ha ocurrido con los transgénicos: primero, al elegir la palabra transgénico; y segundo, al dar por hecho que cualquier persona sabe qué es. Cuando buscas en Google transgénico, aparece una persona ‒con cara de loco‒ inyectando una jeringuilla en un tomate. Si la comunicación no es buena, se crean alergias en las personas, es decir, se produce un rechazo visceral, no racional, hacia tecnologías concretas de las que no están informados.

¿Tan grave es la situación?

J.V. La fundación BBVA hizo una encuesta en varios países europeos. Una de las cuestiones que se planteaban era la siguiente: «Los tomates ordinarios que comemos no tienen genes, en tanto que los tomates modificados genéticamente sí». Sólo el 21,9% de los españoles consultados dijo que esa afirmación era falsa. Todos los seres vivos tienen genes y, por lo tanto, los tomates ‒que provienen de las plantas‒, incluidos los ecológicos, también los tienen. Otro ejemplo es el tema de las células madre. Si le preguntas a alguien si está a favor o en contra de ellas, te va a responder que está a favor porque son madres. Aún así, no saben a ciencia cierta qué son. En definitiva, tenemos mucho que hacer en materia de comunicación porque tenemos un déficit en esa parcela. La ciudadanía, en general, ha olvidado que la biotecnológica está con nosotros desde hace miles de años: desde que existe la agricultura, y también el pan, el vino y el queso, sin ir más lejos.

¿Cuál es su opinión respecto a la situación de la mujer en el sector biotecnológico?

J.V. La presencia de la mujer ‒en el empleo global‒ en el sector biotecnológico es mayor que la del hombre. En el caso de Neol Bio, por ejemplo,  la plantilla la componían 27 mujeres y 8 hombres. Es verdad que los puestos de toma de decisiones los ocupan más hombres. Por otro lado, en el ámbito biosanitario hay más mujeres, pero en algunas ingenierías ‒como telecomunicaciones o informática‒ predominan los hombres. Lo que resulta incuestionable es que la presencia de la mujer en altos cargos es minoritaria. Sin embargo, nuestro sector, no es machista y no hay problema con estas diferencias.

 

Jose María Berbel: «Los cimientos que me permitieron llegar a donde estoy se dieron durante mi etapa universitaria»


Jose María Berbel Sánchez, antiguo alumno de ESCO, nos cuenta su paso por la universidad y su gran trayectoria profesional. Jose es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas con más de 10 años de experiencia en el mundo del marketing.  Actualmente reside en Barcelona, donde desarrolla su labor profesional realizando estrategias y campañas digitales, RR.SS, blog, banners, newsletters, presupuestos y coordinación de cuentas para Chocolates Nestlé y Turismo de Andalucía en Grupo BBDO.

1.Pregunta: ¿Cómo ha sido tu experiencia estudiando en ESCO? Momentos memorables, vida universitaria. 

Respuesta: Mi tiempo estudiando en ESCO fue fantástico. Destacaría tres aspectos que me gustaron de mi paso por la escuela: 

  1. Mis compañeros: Tuve la suerte de compartir clase con grandes personas que me aportaron mucho en lo personal y con los que sigo manteniendo contacto.
  2. Personal de ESCO: Me encantó la cercanía que encontraba en la escuela cada día. Siempre fui recibido por una sonrisa y con muy buena disposición por el personal de recepción, secretaría, así como profesores. 
  3. Materias impartidas: Sentía que todo lo que estaba aprendiendo en clase me estaba acercando a ser un profesional de la publicidad. Si bien tras terminar la carrera quedaba mucho por aprender, los cimientos que me permitieron llegar a donde estoy se dieron durante mi etapa universitaria. 

2.P: ¿Qué aprendiste durante el período de prácticas con ESCO? 

R: Principalmente aprendí lo referente al trato humano y todos los pequeños detalles que se deben tener en consideración en el departamento de cuentas. 

Un ejecutivo es la persona que tiene que buscar el equilibrio para que todo fluya dentro de un equipo. Tener contento a creativos, cliente y productora en ocasiones es una tarea de chinos, pero de una gran satisfacción una vez que lo logras. Esto solo se aprende cuando te metes de lleno a trabajar una campaña, te remangas la camisa y te pones manos a la obra. 

3. P: ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional? 

R: Mi carrera profesional la he desarrollado en algunos departamentos de Marketing y agencias de publicidad.

Entre los años 2014 y 2016 viví una experiencia internacional en Santiago de Chile trabajando para la agencia del grupo FCB. Allí llevaba varias cuentas como Falabella (Retail más grande de Latinoamérica) y tres de sus marcas de moda: Sybilla, Americanino y Basement. 

Este periodo me aportó bastante tanto personal como profesionalmente y aprendí mucho sobre Marketing Digital. 

4. P: ¿Cuál es tu trabajo actual? Cargo, funciones, proyectos. 

R: Actualmente trabajo como supervisor de cuentas para el Grupo BBDO en Barcelona. 

Entre las cuentas que llevo están Chocolates Nestlé y Turismo de Andalucía. Para este último trabajamos la campaña Intensamente con la que hemos cosechado varios premios internacionales, como el mejor spot en los «Marketing Travel Awards» en Londres. 

5. P: La vida no es solo trabajo. ¿Qué tal te trata? 

R: Me trata de lujo. Es fundamental sonreírle a la vida para que esta te sonría. Con actitud y ganas, todo es mucho más fácil.

Creo que además es fundamental seguir aprendiendo y marcarse retos. Por eso siempre trato de aprender cosas nuevas de forma autodidacta y actualmente estoy cursando el Executive Master en Digital Business.

6: P: Desde tu experiencia, ¿Qué le recomendarías a los actuales alumnos de ESCO? 

R: Sin duda que no dejen de aprender. Hoy en día todo lo referente a nuestra profesión cambia a una velocidad vertiginosa. Además, seguir aprendiendo nos mantiene vivos. 

También recomendaría que se marquen retos y luchen por conseguirlos. Es muy importante saber dónde se quiere llegar para no perderse en el camino.

 

 

Lola Piña: «El diseño y la creatividad deben cohabitar con la rentabilidad de una empresa»


Lola Piña es una emprendedora hecha a sí misma. Se define como empresaria por “obligación”, aunque reconoce que es algo que decidió. Si le preguntas por sus referentes, no lo duda ni un segundo. Descubrió el mundo de la confección gracias a su madre. Conoció los entresijos de la moda de la mano del gran Manuel Piña. Y continuó su profundo aprendizaje junto a Sybilla. De su proyecto, Al Dedal, centrado en la recuperación artesana del oficio de modista. Insiste en conceptos como oficio, artesanía, calidad y confianza.

Las pequeñas empresas y los diseñadores independientes se irán haciendo sus pequeños huecos gracias a las nuevas tecnologías.

Al Dedal es un proyecto que demuestra que emprender no es una quimera, que es una realidad.

Ha habido un retroceso en la cultura de moda, deberíamos volver al consume menos y consume mejor.

Pregunta ¿Cómo ve el panorama de la moda en España?

Respuesta: Creo que está en función del panorama de la moda internacional. Estamos en un momento de cambio, de continua transformación, de continua reinvención y, por tanto, es un momento interesante porque es arriesgado, que invita a la revolución, a hacer, proponer y ejecutar. Es un buen momento.

P: ¿Hacia dónde cree que va esta industria?

R: En un momento en el que hay una oferta de moda muy amplia, creo que nos dirigimos a una mayor diversificación, que vendrá muy definida por las grandes compañías porque el público, cliente o consumidor no quiere verse masificada. También vamos hacia la entrada de las pequeñas empresas, de los diseñadores independientes que, a través de las nuevas tecnologías van a ir haciendo sus pequeños huecos en el mercado.

P: Entonces, ¿considera que la tecnología está jugando un papel fundamental en la creación de microempresas y en la labor de jóvenes diseñadores?

R: La tecnología bien utilizada y aplicada es útil y fundamental a todos los niveles, tanto para pequeñas empresas, autónomos, como grandes empresas. Cada uno la adapta a sus necesidades. Aunque a veces, la tecnología nos dé un poco de miedo, nos resulta muy útil a los autónomos porque nos permite utilizar herramientas y recursos a los que de otra forma no tendríamos acceso. Estamos empezando, pero gracias a la tecnología 3D, que nos va a permitir construir prendas en 3 dimensiones, se nos abrirán nuevos caminos y vías.

P: Respecto a su proyecto, Al Dedal, cuya filosofía se basa en la recuperación artesana del oficio de modista. ¿Cree que puede servir de inspiración o animar a la hora de emprender en moda?

R: Espero que les anime y que les sirva de inspiración. Pueden ver que emprender no es una quimera, que son realidades. Al Dedal es un proyecto muy próximo, muy cercano. No estamos hablando de una macroempresa que se creó de la nada y que es puntera. Esa cercanía creo que puede apuntalar esas ideas de emprendimiento de los estudiantes.

P:Si alguien estuviera pensando en hacer un máster como éste de Comunicación y Gestión en Moda, ¿qué es lo que más destacaría?

R: Los 360 grados que propone, ofrece y realiza porque es una visión real de la empresa. Es moda, pero tanto lo que es la gestión y el marketing son elementos inherentes a cualquier empresa. En este caso, está centrado en moda, pero da una visión completa. Sale de la moda en sí, del diseño y todas sus proximidades para entrar en el mundo de la empresa con los parámetros de gestión y de marketing que son fundamentales para cualquier negocio.

P: Usted ha trabajado con grandes diseñadores como Manuel Piña o Sybilla. Ha vivido la evolución de la moda desde los años 80, ¿cree que se está podría hablar de creación de cultura de moda o aún queda por hacer?

R: Sinceramente, hace como unos 10 años, no sé si a raíz de la crisis, ha habido un retroceso en cuanto a cultura de moda se refiere, mientras que ha habido un incremento de la cultura de consumo. Me imagino que todas las épocas tienen sus reivindicaciones y creo que estamos en una época en la que están empezando a germinar revolucionarios en el mundo de la moda, aunque siempre los ha habido. Generalmente, surgen en momentos críticos, en épocas de crisis, cuando después de vernos achuchados empezamos a brotar con energía para hacernos oír. Estamos en un momento previo de grandes manifestaciones culturales, artísticas y sociales.

P: ¿Qué cree que se puede hacer para generar esa cultura de moda y que los consumidores sean capaces de valorar el trabajo que hay detrás de cada colección y de cada prenda?

R: Es fundamental la educación. Yo he vivido la educación en el poco y bueno, he conocido el mucho y da igual, y creo que hay una vuelta, o debería haberla, al poco y bueno. Y parte de la educación, desde las aulas, desde los más pequeños. Yo lo veo con mi hija, que buscan consumir y consumir sin darle valor a lo que consume. Tenemos que educar desde la infancia en los consumos razonables y razonados. Es decir, ¿por qué compro esto y no compro aquello? También es muy importante educar en lo que es la calidad en la confección, en la conciencia social corporativa de las empresas. No podemos comprar a cualquier precio. Todo tiene su razón de ser y si determinados productos tienen precios más elevados, posiblemente tengan un discursos social y profesional detrás que debemos de entender. Entonces, para mí todo se basa en la educación, empezando por nuestros hijos, seguido por los futuros diseñadores y los consumidores actuales. Deberíamos volver al consume menos y consume mejor.

P: Mucho se habla de que los diseñadores están preocupados por la creatividad y el diseño, y no tanto de la gestión. Sin embargo, muchos coinciden en que los futuros y actuales diseñadores ya tienen esa conciencia de la importancia de que haya un apoyo económico y que sea una empresa rentable. ¿Ha visto una evolución en este aspecto?

R: Creo que la ha habido, la hay y tiene que continuar. Durante mis clases en ESCO, hago una reflexión desde mi experiencia profesional.  He sido empresaria por «obligación» pero fue una obligación que yo decidí, la de montar mi propia empresa. Y durante mucho tiempo he querido taparme los ojos y no ver la realidad de la gestión de la empresa. Los diseñadores tienen que ser conscientes de que tienen que intentar que el diseño cohabite con la gestión de una empresa y con la rentabilidad. La creatividad es excelente, no dejemos de ser creativos, pero seguramente encontremos una forma de que esa creatividad sea rentable. Estoy muy a favor de las colecciones locas, donde se dispare nuestra imaginación, pero luego se puede hacer un ejercicio de contención para hacer prendas ponibles, que estén en la calle y que sean una realidad. Tendremos las dos opciones: la fantasía y la real, con un mismo hilo conductor y con rentabilidad a nivel empresarial.

P: Si tuviera que elegir algún libro que sea útil para futuros profesionales de la moda.

R: Un buen profesional de la moda tiene que leer mucho y leer de todo. Para trabajar en moda, como otras artes, lo que se necesita es información y cuanta más tengas y más variada sea, mejor. Leer cualquier libro que pase por nuestras manos, incluso revistas, siempre siendo productos de calidad, es bueno porque eso enriquece. Ya sea desde una novela del siglo XVIII que te da la perspectiva de una sociedad o una novela de ciencia ficción que te dará otro enfoque. De todas podrás sacar información y provecho.

P: ¿Y alguna sugerencia de película o documental?

R: Creo que El diablo viste de Prada es una buena película porque tiene muchos detalles que nos deberían hacer reflexionar, de cómo el mundo de la moda se ha pasado a un mundo de marketing y de cómo quien dirige los hilos del mundo de la moda no son los propios diseñadores, sino que es la prensa, por un lado, y la industria potente, por otro. Es una película que hay que ver más allá de los personajes.

P: Y por último, si tuviera que quedarse con algún personaje que le haya inspirado….

R: Me inspiran muchas personas, tanto conocidas como desconocidas. En el mundo de la moda, mis grandes inspiraciones fueron mi madre que me enseñó a amar mi oficio, siguiendo por Manuel Piña, quien me descubrió la pasión por el mundo de la moda, y después por Sybilla, quien me descubrió como una aguja, en buenas manos, puede ser mágica.  Y un largo etcétera de colaboradores con los que habitualmente trabajo.

 

 

 

Maximino Vera García: «Las prácticas en la radio son un recuerdo permanente en mi vida»


Maximino Vera García. Promoción 04-08

Nos encanta contactar con nuestros egresados y conocer sus nuevos proyectos, aventuras y metas. Maximino Vera García, egresado en periodismo de la cuarta promoción de ESCO, reside en Madrid  y forma parte de la ejecutiva del Sindicato Unificado de Policía donde se encarga de la comunicación, las relaciones con empresas, y coordina los servicios centrales de la Policía Nacional.

¿Qué tal tu paso por ESCO? A nivel de formación, prácticas profesionales, profesorado, compañeros, etc.

Respuesta: Muy grata. Todavía mantengo contacto con varios compañeros de esa época. Las prácticas en la radio son un recuerdo permanente en mi vida, allí aprendí a perder el miedo ante una audiencia, esté o no presente.

¿En qué empresas o medios de comunicación hiciste prácticas durante la carrera en ESCO?

R: En Granada Hoy estuve en la sección de cultura, donde pude realizar reportajes de las fiestas de los pueblos de Granada y entrevistar a muchos artistas locales.

En radio  hacía de locutor del magazine de las mañanas. Me encantó entrevistar a la gente en directo, y hablar de temas no solamente de actualidad, también temas propios, fue lo mejor.

¿Cuál es tu trayectoria profesional hasta el momento?

R: Soy Miembro de la Policía Nacional. He sido escolta del Ministro de Justicia entre otros miembros del Gobierno, antes de pasar a la UDEF, donde trabajé cinco años. Ahora estoy dentro del Sindicato Unificado de Policía como miembro de su ejecutiva, el mayor sindicato del Cuerpo. Aquí, llevo la comunicación de Madrid y las relaciones con las empresas. También soy el coordinador de Servicios Centrales de la Policía Nacional.

La vida no es solo trabajo, ¿Qué tal te trata?

R: Genial. Casado con la que ha sido mi novia siempre y un niño de casi tres años. Mi torre ante todo el trabajo diario. No me puedo quejar.

Por último, Desde tu experiencia, ¿Qué le recomendarías a los actuales alumnos de ESCO y ESCAV?

R: Que trabajen las relaciones, las fuentes no deben ser solamente fuentes, conviértelas en parte del círculo cercano y no te fallarán. Las relaciones interpersonales son lo más importante, trabajarlas, desarrollarlas, y aprender a mantenerlas. Éxito seguro.

 

 

 

 

 

 

 

Juan Ernesto Cuenca: » Mi propia agencia de comunicación ya es una realidad»


Juan Ernesto Cuenca, egresado ESCO en Comunicación Audiovisual, emprende su propia agencia de comunicación, Escándalo Creativo, dedicada al marketing digital, el diseño gráfico/multimedia, proyectos audiovisuales, y las gestiones social media para empresas. Juan Ernesto fue portada en Ideal de Jaén por su nuevo proyecto. Aquí, nos cuenta su gran trayectoria  y los detalles de su reciente reto profesional. 

¿Qué tal tu paso por ESCO? A nivel de formación, prácticas profesionales, profesorado, compañeros, etc

Respuesta: Mi paso por ESCO lo recuerdo con mucho cariño, tanto por parte del profesorado como por los amigos que hice durante esos años. Creo que lo más destacado de la escuela fue el buen ambiente que había en las clases y la personalidad con la que los profesores nos transmitían sus conocimientos. Lo cierto es que aprendí muchísimo desde el primer día, y no sólo de manera académica, sino a la hora de enfrentarme al mundo laboral.

¿En qué empresas o medios de comunicación hiciste prácticas durante la carrera en ESCO?

R: La experiencia profesional era muy importante para mi. Estaba ansioso por trabajar en el campo de la comunicación, así que realicé prácticas desde el primer año de carrera.

Las primeras fueron en Radio Otura FM en un programa de radio mixta llamado Dos Puntos Sin Guión. Estuve como técnico de sonido y locutor de una sección cultural el primer año de ESCO.

Tras el primer curso, en verano, no paré de hacer prácticas y estuve 3 meses en Cadena SER Linares como reportero y locutor de informativos.

En el segundo año de carrera volví al mismo programa de Radio Otura FM. En verano volví a buscar prácticas, esta vez en Onda Algeciras TV como reportero.

El tercer año de carrera estuve realizando prácticas en Azul TV Granada, como realizador, reportero y montador de video. Y por último, entre el tercer y cuarto año trabajé como colaborador de la agencia Zumo Publicidad.

Además de las prácticas, siempre he estado realizando proyectos audiovisuales como freelance para cualquier cliente que pudiera surgir durante la carrera.

Me siento orgulloso por todas las prácticas que realicé durante mis años en ESCO. Hay muchos compañeros que esperaron al último año para hacerlas, yo no quise perder tiempo y me las busqué para formarme como profesional cuanto antes…

¿Cuál es tu trayectoria profesional hasta el momento?

R: Tras mi paso por ESCO estuve trabajando en diferentes proyectos audiovisuales, seguí formándome y aprendiendo idiomas. Realicé un máster de Dirección de Marketing Digital y Comunicación, otro máster en Community Manager y Redes Sociales, y también obtuve una titulación de Técnico Superior en Marketing Digital. Trabajé como diseñador gráfico para el Área de Turismo del Ayuntamiento de Linares, diseñador creativo y fotógrafo de diferentes empresas, corresponsal de prensa en Diario Jaén, y por último quise aventurarme a la creación de mi propia agencia de comunicación Escándalo Creativo, en la que gestionamos todo el ámbito de la comunicación: marketing digital, diseño creativo, social media, proyectos audiovisuales, etc.

La vida no es solo trabajo, ¿Qué tal te trata?

R: Disfruto de la vida cada día superando cualquier obstáculo que esta me pueda poner en el camino. No es fácil montar tu propia empresa desde cero, pero con esfuerzo, constancia y actitud todo es posible. Así pues, y respondiendo a la pregunta, la vida me trata genial e intento exprimir cada momento que me brinda al máximo.

Por último, Desde tu experiencia, ¿Qué le recomendarías a los actuales alumnos de ESCO?

R: Es esencial obtener todos los conocimientos que la escuela nos brinda, es vital trabajar las habilidades que cada uno de nosotros tenemos para reforzar nuestra capacidad a la hora de salir al mundo laboral, pero lo más importante es la actitud con la que nos enfrentemos a nuestro día a día. Siempre habrá alguien mejor que tu, pero tal vez no tenga tu talante, y eso marca mucho la diferencia. Piensa que no tenemos una segunda oportunidad para dar una primera imagen.

 

 

 

 

 

Patricia González Aldea: “Necesitamos entender la moda como una industria»


Patricia González Aldea es periodista, en el amplio sentido de la palabra, pero con una vocación que le nació desde joven: la comunicación de moda. Compatibiliza esta pasión con la docencia en la Universidad Carlos III, donde imparte, entre otras asignaturas, Periodismo Internacional. Su amplio bagaje académico le ha hecho entender la moda de una forma más analítica y crítica, por lo que resulta un soplo de aire fresco dentro de esta industria.

¿Cómo catalogaría la situación actual de la moda en España?

En España, después de muchos años de crisis, parece que todo está cambiando y esto también afecta a la moda. Se está recuperando y aparece con fuerza. Incluso hay programas de televisión, con mayor o menor acierto, pero la cuestión es que se habla de moda. Vuelve a haber interés en las revistas de moda. Esto es algo positivo y es consecuencia de que estamos empezando poco a poco a recuperarnos.

¿Cree que se podría hablar de la creación de una cultura de moda?

Tanto como eso, no, porque sigue siendo una asignatura pendiente entender la moda como cultura, como un arte que tiene que estar en los museos. Y es verdad que ahora vivimos un momento muy interesante. Hay 3 exposiciones en Madrid: Manolo Blahnik (Museo de Artes Decorativas), la de Sorolla (Museo Thyssen) y la de Carmen Lomana (Museo del Traje). Vemos mucha moda en los museos y esto es una noticia positiva. Poco a poco, algo se está haciendo, aunque también existen programas que no contribuyen demasiado a poner en valor qué es la moda, y que al final lo que hacen es frivolizar su papel.

Usted es profesora de Periodismo Internacional y conoce qué ocurre a nivel global. ¿Cómo describiría la situación de la moda en el mundo?

Las tendencias del mundo se basan en mucho consumo. Lo que antes se consideraba como mercados emergentes, como es el caso de China, ya no sólo en producción o en consumo sino en todo el potencial que tiene para el desarrollo y expansión, es ya el presente. Es hacia donde nos miramos y hacia donde nos dirigimos. Antes venían desde China a Europa a comprar moda, pero ahora hay cada vez más compradores en China y en marcas de China. Esto se va a extender por todo el mundo.

Entonces, ¿se podría decir que la tendencia hacia el futuro de la moda pasa por los países considerados como emergentes?

China antes se basaba en la copia, donde se producía a un coste menor pero poco a poco con el tiempo, ellos van a ir creando. Les falta el diseño y la creatividad, que necesitará más tiempo, pero sí que veo que pueden empezar a desarrollarse una moda propia que hasta ahora no había existido.

Y si nos fijamos en nuestro país, ¿cómo ve el futuro de este sector?

Necesitamos inversores y necesitamos entenderlo como un tejido industrial. Siempre nos hemos quejado de que eso existe en otros países. Nosotros tenemos muy buenos diseñadores, muy buena creatividad, pero nos falta ese empuje más empresarial e industrial de la moda. Creo que se va a conseguir porque ya todos los jóvenes diseñadores tienen claro que está muy bien la creatividad pero que detrás tienen que haber un apoyo y un empuje económico.

¿Qué habilidad cree que determinará que tengan un gran futuro profesional quienes estén interesados en hacer un máster de Comunicación y Gestión de Moda?

Como todo periodista, la cuestión es la curiosidad y formarse. Mis clases intentan generar curiosidad y tener inspiración para seguir investigando. Hoy con internet te puedes leer un libro o tener acceso a la información en un clic. La información está ahí, pero si no tienes curiosidad, de nada te sirven las nuevas tecnologías. Descubrir, apasionarte, ver que hay una cultura de moda, que ha habido una historia, con aspecto antropológico, social, cultural… Emocionarte y quererlo leer más allá de ver tendencias de la temporada, eso te dará un punto diferente. Y a la hora de comunicarlo también. Si tú eres muy apasionado de algo, lo vas a saber contar y transmitir.

¿Qué aspectos destacaría del máster?

Siempre digo que todo suma. Aunque tengas distintas formaciones, al final todo converge y te lleva hacia el punto que quieras ir. Nunca entiendas que una formación sobra. Si te gusta, todo va a sumar. En el caso del máster de moda ESCO tenéis la suerte de tener un profesorado que está dando clase en todos los másteres de moda. Por tanto, profesorado de primer nivel, con las mismas experiencias profesionales, que os tratan de transmitir sus vivencias y que ayudarán al futuro profesional. Recomendaría que piensen que la formación siempre suma y que, además, pueden tener acceso a algo tan importante como estar en el circuito y conocer a los profesionales.

Usted es periodista e imparte la clase sobre los medios de comunicación especializados en moda. ¿Qué es lo más llamativo de esta asignatura?

Explico cuál es la situación de los medios de comunicación actual porque los periodistas cuando empiezan tienen en mente trabajar en las grandes cabeceras de moda. Hago un recorrido por las editoras, que son muy inspiradoras, pero también les bajo a la realidad. Y es que medios de este tipo son pocos por lo que son muy pocos los que encuentran un hueco en este mercado de trabajo. La moda es mucho más. Escribir sobre moda lo puedes hacer gracias al mundo digital en diferentes formatos. Subrayo el valor que tienen estas grandes cabeceras, por lo inspiradoras que son, pero también hay que poner los pies en el suelo respecto a toda la variedad de ofertas donde vas a poder escribir o desarrollarte como periodista.

Si tuviera que recomendar un libro para profesionales de la moda ¿cuál sería?

Recomiendo La esencia del estilo, de Joan DeJean, que habla del nacimiento del lujo en Francia, de toda la labor que ha hecho este país para construir su imagen de marca, y lo hace desde diferentes puntos de vista: moda, gastronomía… Y cómo converge todo en la imagen que tenemos de Francia. Otro libro que aconsejaría es Queen of Fashion: What Marie Antoinette Wore to the Revolution, de Caroline Weber, en el que se cuenta cómo construyó María Antonieta su imagen de marca: de como venía de Austria y al llegar a Francia se convierte en icono de moda. Estos dos libros mezclan la historia, la moda, la cultura… Soy muy apasionada de las biografías porque me parece imprescindible conocer más a fondo a estos diseñadores.

En cuanto a series, ¿alguna sugerencia?

Actualmente estoy viendo The Crown, que habla sobre la vida de la reina Isabel II, y de la que destaco especialmente el vestuario, especialmente cómo aparece su hermana Margaret.

Por último, si tuviera que referirse a un personaje que le haya inspirado, ¿cuál sería?

Soy muy poco mitómana. A mí me inspira gente anónima que hace un buen trabajo y que es honesto con su trabajo. El mundo de la moda, que es tan complicado y donde hay tantos egos, admiro mucho a personas anónimas que dejen su ego a un lado y que trabajen por ser quien son. Pero si tuviera que quedarme con un diseñador, conozco a Elio Berhanyer, quien es una gran persona, un gran profesional, un gran diseñador, con unos valores muy inspiradores para todos, un genio creativo.

 

 

María López Plaza: «Empecé a trabajar en plena crisis. Si yo puedo, ¿por qué no otros?


María López Plaza, egresada de ESCO, ha visitado la escuela para contarnos sus novedades profesionales. María López Plaza es licenciada en Periodismo y desde hace siete años trabaja en Madrid, donde desarrolla su labor profesional en el mundo de la televisión.

¿Cómo ha sido tu experiencia estudiando en ESCO? Momentos memorables, vida universitaria…

Respuesta: Podría enumerar cientos de buenos momentos en ESCO, pero recuerdo uno muy gracioso. Era segundo año de carrera, o eso creo, tenía que hacer un examen de Comunicación Corporativa, la asignatura la daba Ana Montes. Llegó el día de examinarse, Ana repartió los exámenes y estos iban firmados por ella. Pues bien, yo pensaba que la firma de Ana formaba parte de la última pregunta y se la analicé pensando que era el autógrafo de algún famoso. Me tiré 20 minutos interpretándola, creatividad absoluta, cuando salgo de clase y les pregunto a mis compañeros: En la última pregunta sobre el análisis de la firma ¿Qué habéis puesto? Claro todos mirando sorprendidos diciéndome ¡pero de qué hablas! Cuando Ana fue a entregar el examen, dijo que se había reído mucho con todo lo que le había escrito.

¿Qué aprendiste durante el período de prácticas con ESCO?

R: Para aprender es muy importante tener ganas y a mí eso no me faltaba ni me falta. Hay que tener ganas de avanzar, crecer, aprender. Cuando pisé ESCO sabía que me tenía que esforzar mucho para alcanzar mis metas, mis sueños, hoy por hoy sigo luchando, no es algo que se consiga con facilidad. Recuerdo que cuando estaba allí me pasaba todo el día proponiendo cosas en los despachos de los profesores. Luego llegaron las prácticas y desde los 18 años no he podido disfrutar de unos rayos de sol en el mediterráneo, sé que puede ser algo difícil, tú estás trabajando mientras otros amigos disfrutan de su tiempo libre, pero hay que hacer sacrificios y sacar tiempo para todo. Aprendes a ser fuerte y sacar energías de las entrañas para llegar a todo.

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?

R: Con 18 años empecé en la televisión local de Almería, allí me lo pasé de lujo porque además tenía otras compañeras de la ESCO, luego pasé por Onda Cero, Cadena Ser y la Voz de Almería. A los 23 años me vine a Madrid hice un máster especializado en televisión, desde entonces estoy trabajando en el medio. He pasado por varias cadenas, pero me quedo con los inicios por nostalgia. Recuerdo cuando entré en ‘La Sexta Noticias’ y Helena Resano se acercó para que le diera unos datos para escribir una entradilla, en ese momento estaba sorprendida, no me creía que estuviera ahí dentro.

¿Cuál es tu trabajo actual? Cargo, funciones, proyectos.

R: Actualmente desarrollo guiones para el grupo ‘Atresmedia’. Me encargo de la redacción y la edición de los proyectos, pero lo más importante no es lo que haga, lo importante es avanzar y seguir aprendiendo. El mundo laboral es muy exigente, continuamente tienes que reinventarte para seguir creciendo profesionalmente, por eso hay que estudiar cada día y adquirir nuevos conocimientos.

La vida no es solo trabajo, ¿Qué tal te trata?

R: La vida me trata genial, llevo instalada en Madrid siete años, aquí tengo a mi familia, esa que escoges. Con ellos hago millones de planes, la capital tiene una gran oferta cultural y no tienes tiempo para hacerlo todo. Además, también he podido vivir en Estados Unidos, allí conocí a grandes personas, cada una con sus costumbres, eso te hace ver la vida de otra manera. El conocer a gente diferente con ideas distintas me encanta, eso te hace crecer y empatizar sin distinción.

Desde tu experiencia, ¿Qué le recomendarías a los actuales alumnos de ESCO?

R: Me gustaría transmitirles un mensaje de optimismo y esperanza, sé que puede ser complicado sobre todo cuando ves en las noticias, la tasa de paro, la precariedad laboral, las dificultades para las jóvenes, aunque pueda parecer aterrador el panorama, se puede conseguir, pero las cosas no caen gratuitamente del cielo. Uno tiene que sacrificarse, ser constante y esforzarse, probablemente algún día sientas frustración porque no llegas a tu meta, pero la vida no es como las redes sociales, aquí no vale la inmediatez, lo que funciona es la paciencia. Por ejemplo: en mi caso, yo comencé a trabajar en plena crisis económica, cuando el desempleo rozaba el 25% de la población y si yo puedo, ¿Por qué no pueden otros?

Pedro Mansilla: “Ilusión y fortaleza son aptitudes que hay que tener en moda”


El sociólogo, periodista y crítico de moda, Pedro Mansilla, visitó el máster de Moda ESCO donde impartió una masterclass sobre periodismo y sociología en el mundo de la moda. Además, aprovechó la ocasión para responder a las cuestiones que le plantearon sus alumnos acerca del panorama actual en el sector.

¿Qué aptitudes se han de tener hoy para la moda?

Ilusión, sin esta aptitud no eres capaz de sobrevivir. Luego se necesita tener mucha fortaleza, es prácticamente una profesión para sables de acero, es decir, hay que ser muy flexibles, muy cortantes y muy persistentes. La profesión de moda es muy dura.

¿Qué se necesita para entrar en este mundo?

Probablemente mi generación entró en ella engañada por lo fácil que era pero las diferentes crisis económicas que ha atravesado el país hace que ahora mismo dedicarse a la moda sea muy duro. Antes bastaba con ser medianamente bueno, ahora hay que ser muy bueno y reunir todos los requisitos.

¿Qué opina del fenómeno de los Influencers?

Es un fenómeno interesantísimo; su impacto es brutal. No tenemos todavía perspectiva histórica para verlo, porque es demasiado reciente. Probablemente, las cosas que no me gustan de este fenómeno son superiores a las que me gustan, porque una de las ideas que yo no he compartido en la moda siempre ha sido la supuesta imagen de banalidad, de arbitrariedad, de insustancialidad, ese “por que yo lo valgo” o porque “yo soy muy mona” sin ningún esfuerzo académico o profesional. Esto da mucho miedo, aunque como sociólogo el fenómeno en sí me parece muy interesante, además de haber roto estructuras dentro de la moda que parecían inamovibles.

¿Qué revisarías de tu carrera profesional, que corregirías ahora con el tiempo?

Haber descubierto tarde el mundo de la moda, ya que si lo hubiera hecho antes no hubiera dedicado mi tiempo de formación a estudiar, Derecho y Sociología, carreras que no tienen que ver a lo que me dedico hoy en día. Por otro lado, me arrepiento de no haber aprendido francés e inglés a la perfección, ya que estos son idiomas fundamentales para el mundo de la moda, y me ha cerrado algunas puertas y posibilidades.

Diego Oliva: “Somos la cara amable del dinero”


 

Diego Oliva con los alumnos de 4º de Periodismo

Diego Oliva con los alumnos de 4º de Periodismo

El director gerente de CajaGranada Fundación, Diego Oliva, ha respondido las preguntas de un grupo de alumnos de 4º de Periodismo en la Escuela Superior de Comunicación de Granada. Una ‘entrevista’ de ambiente familiar en la que ha hablado sobre la Obra Social, las crisis empresariales y el agresivo mundo de la publicidad.

Oscar Mesa/Granada

Diego Oliva entra al aula con la seguridad del que sabe que no puede ser sorprendido, del que conoce que la experiencia responde cada pregunta que puedan hacerle. La comunicación es “muy amplia” y le ha brindado “la suerte de poderme desarrollar en  ambos lados de la cámara”.

Antes de recibir ninguna pregunta, lanza su primera reflexión sobre el futuro laboral que nos aguarda: “Vais a comenzar a buscar trabajo este año, vais a salir ahí fuera y, ¿qué quieren las empresas? Da igual que seas guapo, que seas alto o bajo, delgado o no tan delgado… te van a medir por la capacidad de desarrollar y de hacer cosas; cuanto más sabes más posibilidades tienes de poner en marcha tus proyectos: hay que estar atento y estudiar cuanto nos rodea”, afirma rotundo Diego Oliva. “El presidente de la que era entonces La General se sorprendía de que otra caja, tres veces más pequeña y con menos presencia institucional, tuviera más presencia en los medios: fácil, porque compensábamos la dimensión con imaginación” comenta.

La primera pregunta alude a su trayectoria profesional, la de un trotamundos de la comunicación que ha ejercido prácticamente de todo, desde periodista para Antena 3 Radio y TV hasta director de CajaGranada Fundación, algo que considera “bastante más habitual de lo que pueda parecer”. “Al final todos los trabajos son iguales, debes prepararte, tanto si vas a entrevistar a un cirujano y no sabes de cirugía o si vas a lanzar una campaña y no conoces lo que piensa el público. Yo de cirugía no tengo ni idea: pues tendré que preguntar y preparar la entrevista”, dice con naturalidad, “siempre he sido escrupuloso a hacer el ridículo y por eso me preparo, para salvar mis carencias”.

Y sobre todo que los medios no os engañen, que sois jóvenes; todo son modas y las modas están perfectamente estudiadas, todo es publicidad”, continúa Oliva, que ilustra su reflexión con varios ejemplos, como la ralentización voluntaria de las colas en los supermercados o el rastreo de IP según la publicidad de las páginas y los hábitos de cada consumidor. “Como reflexión final, por no daros mucho la chapa”, insiste sonriente, “me mandaron un correo de change.org: ‘Diego hace 2 meses que no te comprometes con una causa’ y digo… ¡Es verdad, podría haberlo hecho! Lo comprobé, pero pensé: ¿Y quiénes son estos para saberlo y decírmelo? El Gran Hermano te persigue”.

Sorprende que tan solo se haya lanzado una pregunta, pero Diego Oliva continúa aludiendo a un proyecto educativo que están divulgando en los institutos para explicar la terminología bancaria porque “no puedes ir a un banco sólo pensando en que quieres tener rápido ese piso y sin saber lo que firmas”. Por eso desde la Fundación se empeñan en que los jóvenes sepan que, “un crédito no es un préstamo, ni una línea de descuento una póliza, hay que conocer esta terminología y hacer bien los números”.

Tras una extensa charla sobre la realidad socioeconómica española, una compañera le lanza la segunda pregunta: ¿Puede destacar alguna actuación de la Fundación de la que se sienta especialmente satisfecho?

No tiene ninguna duda, prevalecen “la educación, el crear inquietudes, estoy satisfecho sobre todo cuando aquello que hacemos bien es extrapolable a otros, cuando tu fruto sirve de semilla y se reproduce”. Menciona orgulloso la guardería para poblaciones en exclusión de Almanjayar, la formación a gente mayor en Nuevas Tecnologías o el curso para hablar en público a gente sin trabajo. “El gerente de General Motors España me dijo en una ocasión que para seleccionar a un buen gestor entre historiales académicos brillantes y muy parecidos, se fijaba en su poder de comunicación, en la forma de transmitir quien era y que esperaba de la empresa”, asegura Oliva. “Si no temes hablar en público, no temes defender una causa o mostrarte como eres. Aunque, por supuesto, para hablar en público debes saber de qué estás hablando, ósea, preparar tu discurso” No obstante, también sostiene que hay otras acciones que es mejor omitir, porque “hacer publicidad con las desgracias ajenas es de mal gusto”.

Los que quieran salir corriendo…”, propone Oliva sonriente mirando el reloj. Cierto es que en veinte minutos ha respondido dos preguntas, pero no se ha hecho ni mucho menos largo: da gusto que un hombre tan versado divague, ya sea sobre Evo Bank o sobre Gustav Klimt. Sin embargo, la situación toma un cariz más ordenado, aunque sigue dejando una serie de frases que definen bien su labor a cargo de CajaGranada  Fundación.

Sobre la fusión con Bankia, afirma que deben convertirse en una “herramienta de gestión útil para acercarse a la sociedad. Además, el presupuesto aumenta aunque pasemos del 2,79 al 0,7% de participación en acciones. Somos la cara amable del dinero, la RSC del banco”.

Ante la elección de proyectos, para la Fundación prevalece “que se trate de carencias que no estén cubiertas por las administraciones. Si no tienen ese cobijo y suponen una exclusión social, tendremos mayor atención. Por otra parte, como los recursos no sobran, priorizamos Granada y Jaén”. Replantea la pregunta en su cabeza y da una nueva respuesta: “Nuestros tres pilares son la cultura, la asistencia social y el ámbito medioambiental. Preferimos trabajar la cooperación al desarrollo y el emprendimiento, crear riqueza en vez de poner una tirita en la herida”.

La palabra crisis no le gusta y el gesto le cambia. “Quien dice que las crisis son imprevistas no cree en la comunicación”. Afirma haber gestionado muchas crisis institucionales y da su receta para afrontarlas: “lo primero es abrir la herida en canal y ver los puntos flacos y fuertes, y luego no mentir. Para gestionar bien hay que autoevaluarse sin miedo, ser claros en por qué pasa lo que pasa; si tu amigo no te saluda algo pasa, no es casualidad”. “La crisis es el mejor ejercicio para ver dónde estás y hacia dónde quieres ir” mantiene.