Rafa Lamelas: “Un periodista deportivo tiene que ser una persona honesta, autocrítica y amar el deporte”


Rafa Lamelas es un reconocido periodista granadino que cubre la actualidad del Granada CF para el periódico Ideal. Es un referente en cuanto a la crónica escrita, suele viajar con el equipo a todos los partidos que juega, ya sean en casa o fuera, para redactar la crónica del mismo y cubrir la última hora del conjunto rojiblanco al detalle.

Aprovechamos su visita a ESCO para que nos ofrezca su punto de vista acerca de diversos temas.

Pregunta: ¿Sobre qué aspectos se centra el bloque impartido en el máster?

Respuesta: Mi parte está relacionada con el periodismo escrito, la crónica, el reportaje y la opinión.

Estos géneros se entremezclan en el periodismo deportivo, pero vamos a intentar dividirlos, las partes que los componen y trabajar con ello. Vamos a hacer nuestra propia crónica, reportaje y artículo de opinión.

P: ¿Qué experiencia profesional te ha marcado más?

R: He tenido la suerte de vivir acontecimientos deportivos muy importantes en Granada. En concreto, en el fútbol he vivido los dos ascensos consecutivos o las cinco permanencias in situ. Esto es muy emocionante, porque el trabajo que realizas ese día en muchas ocasiones se queda guardado en carpetas, en cajones o incluso las he visto colgadas en algunos bares. Es un motivo de orgullo.

P:¿Qué tiene que tener un periodista deportivo?

R: Tiene que ser una persona honesta, autocrítica, con capacidad imaginativa, capacidad de trabajo y, por supuesto, tiene que amar el deporte.

Hay algunos que consiguen escribir sobre deporte sin que les apasione el mismo, pero yo creo que te tiene que gustar para hacerlo.

“Hay que leer prensa a diario, ahí es donde está lo que os va a permitir desarrollaros”

P: ¿Nos recomiendas un libro?

R: Te podría recomendar unos cuantos. Hay uno muy bueno para hablar de periodismo en general, que se llama El estilo del periodista de Álex Grijelmo. Esta muy bien, yo lo utilizo mucho como manual de estilo.

Y luego de libros de fútbol hay muchos, Fiebre en la grada, por ejemplo, o recopilaciones de artículos de Jorge Valdano, que tiene una sensibilidad especial para ver el fútbol.

Libros sobre deporte hay muchos, pero si sugiero que leáis mucha prensa a diario, porque ahí es donde está lo que os va a permitir desarrollaros como profesionales.

P: ¿A qué profesional admiras más?

R:Yo tengo gran admiración por Santi Segurola. Vosotros le veréis mas en televisión, porque es uno de los comentaristas de beIN Sports. Yo lo conocí cuando era el jefe de deportes de El País y para mi esa sección en ese momento, y todavía, era un referente de gran nivel periodístico y literario.

Segurola es una persona que ve muy bien el fútbol, que escribe fenomenal y os lo recomiendo a todos porque sabe mucho de esto.

P:¿Qué importancia tiene un máster deportivo como el de ESCO?

R: Permite conocer de primera mano la experiencia de los profesionales, y estos a su vez trasladan de manera práctica el cómo hacer las cosas.

Se tocan todos los ámbitos. El periodismo escrito, como es mi caso, o el radiofónico, audiovisual, cuestiones de historia, comunicación, marketing, etc…

Creo que es un máster muy completo, que ofrece una visión panorámica de todo aquello que debe conocer un profesional de la comunicación.

 

María Giraldo “Ahora entrar en el ecommerce es asequible para todo el mundo”


María Giraldo es experta en la creación de contenido de moda para internet. Actualmente, se encarga de dirigir esta labor en Zocoh, una plataforma que lleva el stock de las tiendas físicas multimarca a internet para facilitar que los consumidores puedan comprar a la misma vez en tiendas de ciudades diversas sin moverse del sillón. Ha pasado por diferentes empresas de moda, ha impartido clases, ha organizado jornadas sobre blogs. Conoce las diferentes perspectivas de este sector y puede ofrecer una visión muy completa e integrada.

  • “Muchas marcas vuelven a apostar por la fabricación en España. Es necesaria esa vuelta a la formación y a los oficios de la moda”
  • “Podemos combinar prendas más asequibles con prendas más artesanas, hechas con más conciencia social”
  • “Es labor del propio cliente-consumidor investigar nuevas marcas y ponérselo fácil para que sepa cómo está hecho ese producto y crear esa cultura de moda”

Pregunta:  ¿Qué características cree que predominan en el panorama actual de la moda?

Respuesta: En España, la industria de la moda siempre ha sido muy relevante. Ahora se ve que muchas marcas vuelven a apostar por la fabricación en España. Es necesaria esa vuelta a la formación, a los oficios de la moda, a las manos detrás de las prendas. El consumidor español ayuda a que se produzca un cambio porque cada vez es más consciente de lo que compra, de dónde está hecho y de qué está hecho. Todo eso afecta al cambio que está habiendo en la industria. No podemos negar que somos el país de Inditex, y tenemos que estar orgulloso de ello, pero también somos en el país en el que hay muchos diseñadores, mucho talento emergente y creo que esas van a ser las dos vertientes que van a marcar la industria de la moda. Por un lado, los grandes grupos que están en España, como Cortefiel, Mango o Inditex. Por otro, el diseño emergente y el baby brand, los proyectos nuevos de gente que se está arriesgando a hacer cosas distintas, sostenibles, como pequeños talleres, pero que gracias a internet cada vez crecen más. Y esas empresas que llevan toda la vida en España, que son medianas y grandes, y que siempre han apostado por producir en España, y que son fundamentales para la identidad de la industria de la moda en nuestro país.

P¿Entonces considera que hay una vuelta a la artesanía y la tradición?

R: El valor de la artesanía, sin duda, está de nuevo en boga porque la artesanía supone hecho local, con lo cual es moda con conciencia. Además, es un producto que lo entendemos como más nuestro, más del comprador final, que está hecho solo para nosotros, que es único, que, si tiene un fallo, no es un fallo, sino una virtud porque está hecho por unas manos y no por una máquina, aunque partes de él están hechos industrialmente. La vuelta a la artesanía no es solamente la vuelta al mimbre o a cómo se hacía el calzado, sino una vuelta a procesos que tienen parte industrial, parte de hecho a mano, como puede ser un bolso de Loewe, cuya cadena de producción está supervisada por unas manos expertas; o unos zapatos de Magrit, o una camisa de Mirto. Son marcas que trabajan con mucha mano de obra cualificada, y sus prendas llevan ese toque artesanal que para mí marcan la diferencia en la moda española muchas veces.

P: ¿Cree que la gente está preparada para esa moda con conciencia?

R: Creo que tenemos que combinar la compra de prendas low cost, que cada vez debería ser de tan low cost, porque si compramos una camiseta de tres euros cada fin de semana, tenemos que ser conscientes de que algo está pasando detrás, algo que no es correcto. Podemos combinar prendas más asequibles con prendas más artesanas, hechas con más conciencia social. Creo que cada día los sistemas de producción son más sostenibles y que ya no es tan caro acceder a un producto exclusivo, o de lujo, o hecho de una forma menos contaminante. Se están igualando los dos precios, en cierta medida. Por un lado, el cliente tiene que acostumbrarse a pagar un poco más, sin llegar a ser abusivo, por algo que está hecho con más conciencia o que es menos contaminante. Al mismo tiempo, las marcas tienen que encontrar formas y fórmulas para poder dar un precio más asequible a sus productos.

P: ¿Esa conciencia social podría considerarse como un rasgo de la cultura de moda en España, o cree que todavía no existe?

R: Cultura de moda no es lo mismo que hábitos de compra. Cultura de moda es tener una pasarela de la moda que sea internacional, tener instituciones como el Museo del Traje o tener un Ministerio casi de la industria, que tenga su propio apartado de moda, tener una Cámara de Comercio de la Moda, como tienen en otros países. Que sea una cuestión de Estado, esa es parte de la cultura de moda. En España lo que tenemos son unos hábitos de compra y luego conocemos diseñadores. Pero para lograr una estructura organizativa de la industria de la moda todavía falta mucho. Por ejemplo, el hecho de que haya muchas pasarelas es un problema para difundir internacionalmente la moda. El hecho de que la gente no sepa que detrás del Premio Nacional de la Moda está la industria de la moda al completo también es un problema de difusión y de algo que debería comunicarse mejor al gran público. Luego también hay asociaciones como ACME, la de sombrereros, la de productores de calzado… Todo eso está ahí, va ganando fuerza poco y hacen muchas acciones, pero no siempre son suficientes para llegar al gran público. La prensa también necesita apoyar esto, necesita difundir que hay una industria detrás. Normalmente, a los titulares siempre llegan las mismas marcas, los mismos productos y aquéllos que se pueden permitir poner publicidad. Es labor del propio cliente-consumidor investigar nuevas marcas, nuevas tiendas, hay que ponérselo fácil por parte de la marca para que sepa cómo está hecho ese producto y crear esa cultura de moda.

P: Respecto a su clase que se centra en el ecommerce y en las nuevas tecnologías, ¿en qué punto se encuentra en España, cómo ha evolucionado y hacia dónde cree que va?

R: El ecommerce ha tenido un efecto global. En España, lo que habría que mirar son los distintos segmentos que hay de moda y cómo se han lanzado al mundo online. Un punto de inflexión fue cuando Inditex, en concreto Zara, se lanzó al ecommerce. Massimo Dutti y Zara Home ya tenían. Están cambiando su modelo de negocio de tienda física y de tienda online para adaptarla a los nuevos tiempos. También la llegada de Amazon ha hecho que todo se acelere.

Curiosamente las marcas pequeñas habían entrado en internet antes que las grandes. Tienen menos ataduras, menos problemas de logística, manejan volúmenes más pequeños y pueden hacer proyectos de ecommerce menos complejos que también les permite exportar, sobre todo, para marcas con precio medio-elevado, que en España les cuesta encontrar el nicho de mercado.

Sin embargo, con una página de ecommerce, teniendo un stock más o menos aceptable y con un presupuesto pequeño para montarlo, al final pueden vender fuera. También ha sido clave todo el abaratamiento del servicio de logística con la entrada de los grandes como Amazon. Se ha conseguido que todos, pequeños y grandes, se beneficien de nuevas tarifas.

Ahora entrar en el ecommerce es asequible para todo el mundo. Simplemente hace falta concienciación de que hacen falta buenas fotos, personas que dediquen tiempo y esfuerzo a la difusión de estas páginas. Porque podemos tener una página web perfecta y preciosa, pero tenemos que competir con los grandes y darles visibilidad. La transformación digital, que está muy de moda ahora, es muy bonita en teoría, pero requiere esfuerzo de tiempo personal y de tener las cosas muy claras. Nos falta mucho esfuerzo de cara a las tiendas, sobre todo las multimarca, y a los diseñadores pequeños y medianos, que necesitan digitalizarse. Tienen que deben incluir en su plan de negocio una digitalización seria y profesional.

P: Debido a la crisis muchos espacios multimarca tuvieron que cerrar. ¿Cree que puede resurgir gracias al ecommerce?

R: La crisis ha afectado, no sólo al sector moda, sino a todos los sectores. Es verdad que el sector multimarca se ha visto muy afectado, pero España es un país con mucha dispersión de población, en el que hay ciudades pequeñas en las que la gente quiere vestir bien. Tradicionalmente la mujer y el hombre español se han preocupado por vestir bien. El sector de la multimarca es necesario, da una oportunidad a aquellas personas que no viven en grandes capitales de tener acceso a marcas distintas. No es que tenga que resurgir ya que hay muchas que se han mantenido, que son las fuertes, y hay otras que están surgiendo con propietarias jóvenes, que tienen claro que tienen que digitalizarse y que, además, aportan el descubrimiento de nuevas marcas que traen de fuera de España y que son fundamentales para que podamos vivir con variedad y podamos elegir lo que queremos ponernos.

P: ¿Qué crees que diferencia este máster de ESCO otros de moda?

R: El máster de ESCO se diferencia en primer lugar por dónde está ubicado, que es una ciudad privilegiada. Muchos profesores venimos encantados a Granada a dar clase y salimos de nuestro confort que es Madrid o Barcelona. También nos sirve para ver que hay una pasión por dedicarse a la industria de la moda desde edades tempranas, con ilusión, y que no todos los proyectos tienen por qué estar localizados en las grandes ciudades. Nos exige como profesor y como alumno buscar soluciones que se adapten a la idiosincrasia de ciudades más pequeñas, en las que también hay clientes y usuarios, y aplicar la creatividad, aplicar a este contexto específico los conocimientos clásicos que tenemos en moda. Lo que ofrece la escuela ESCO en general es que se combina muy bien el perfil de los alumnos con la potencia que le da por ejemplo toda su formación en audiovisual, que creo que eso es el futuro. También el programa de profesores que existe es muy variado y con mucha experiencia. Son profesores a los que yo vendría a su clase si pudiese.

P: ¿Qué habilidades debe tener un profesional de la comunicación de moda?

R: Para un profesional que se quiera dedicar al marketing o a la comunicación, la palabra fundamental es híbrido, abierto de mente, de miras. Ya no se busca gente que sólo sepa hacer una cosa, sino que empiece en un puesto y acabe en otro, que sepa hablar con el resto de departamentos, que trabaje en equipo, que tenga conocimientos en varios campos, que no tenga miedo al abismo. Se refiere al miedo que cuando tienes un plan de negocio no sale como tiene que salir por los cambios tan rápidos que hay en internet, que sepas reaccionar y que estés preparado para adaptarte. Por lo tanto, siempre recomiendo una formación continua en la que puedas aprender un poco de todo para que seas un producto atractivo para tu primer trabajo y que sea una puerta de entrada para ver lo que realmente te gusta de la industria de la moda. Es bueno saber un poco de SEO, de SEM, de Analítica, cómo hacer fotos y vídeo, cómo tener visión de plan de negocio, tener un plan de comunicación en mente, saber de marketing… Y siempre estar al día, leer mucha prensa de moda, ver exposiciones, ver documentales. En definitiva, que te apasione el sector moda.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lola Piña: “El diseño y la creatividad deben cohabitar con la rentabilidad de una empresa”


Lola Piña es una emprendedora hecha a sí misma. Se define como empresaria por “obligación”, aunque reconoce que es algo que decidió. Si le preguntas por sus referentes, no lo duda ni un segundo. Descubrió el mundo de la confección gracias a su madre. Conoció los entresijos de la moda de la mano del gran Manuel Piña. Y continuó su profundo aprendizaje junto a Sybilla. De su proyecto, Al Dedal, centrado en la recuperación artesana del oficio de modista. Insiste en conceptos como oficio, artesanía, calidad y confianza.

Las pequeñas empresas y los diseñadores independientes se irán haciendo sus pequeños huecos gracias a las nuevas tecnologías.

Al Dedal es un proyecto que demuestra que emprender no es una quimera, que es una realidad.

Ha habido un retroceso en la cultura de moda, deberíamos volver al consume menos y consume mejor.

Pregunta ¿Cómo ve el panorama de la moda en España?

Respuesta: Creo que está en función del panorama de la moda internacional. Estamos en un momento de cambio, de continua transformación, de continua reinvención y, por tanto, es un momento interesante porque es arriesgado, que invita a la revolución, a hacer, proponer y ejecutar. Es un buen momento.

P: ¿Hacia dónde cree que va esta industria?

R: En un momento en el que hay una oferta de moda muy amplia, creo que nos dirigimos a una mayor diversificación, que vendrá muy definida por las grandes compañías porque el público, cliente o consumidor no quiere verse masificada. También vamos hacia la entrada de las pequeñas empresas, de los diseñadores independientes que, a través de las nuevas tecnologías van a ir haciendo sus pequeños huecos en el mercado.

P: Entonces, ¿considera que la tecnología está jugando un papel fundamental en la creación de microempresas y en la labor de jóvenes diseñadores?

R: La tecnología bien utilizada y aplicada es útil y fundamental a todos los niveles, tanto para pequeñas empresas, autónomos, como grandes empresas. Cada uno la adapta a sus necesidades. Aunque a veces, la tecnología nos dé un poco de miedo, nos resulta muy útil a los autónomos porque nos permite utilizar herramientas y recursos a los que de otra forma no tendríamos acceso. Estamos empezando, pero gracias a la tecnología 3D, que nos va a permitir construir prendas en 3 dimensiones, se nos abrirán nuevos caminos y vías.

P: Respecto a su proyecto, Al Dedal, cuya filosofía se basa en la recuperación artesana del oficio de modista. ¿Cree que puede servir de inspiración o animar a la hora de emprender en moda?

R: Espero que les anime y que les sirva de inspiración. Pueden ver que emprender no es una quimera, que son realidades. Al Dedal es un proyecto muy próximo, muy cercano. No estamos hablando de una macroempresa que se creó de la nada y que es puntera. Esa cercanía creo que puede apuntalar esas ideas de emprendimiento de los estudiantes.

P:Si alguien estuviera pensando en hacer un máster como éste de Comunicación y Gestión en Moda, ¿qué es lo que más destacaría?

R: Los 360 grados que propone, ofrece y realiza porque es una visión real de la empresa. Es moda, pero tanto lo que es la gestión y el marketing son elementos inherentes a cualquier empresa. En este caso, está centrado en moda, pero da una visión completa. Sale de la moda en sí, del diseño y todas sus proximidades para entrar en el mundo de la empresa con los parámetros de gestión y de marketing que son fundamentales para cualquier negocio.

P: Usted ha trabajado con grandes diseñadores como Manuel Piña o Sybilla. Ha vivido la evolución de la moda desde los años 80, ¿cree que se está podría hablar de creación de cultura de moda o aún queda por hacer?

R: Sinceramente, hace como unos 10 años, no sé si a raíz de la crisis, ha habido un retroceso en cuanto a cultura de moda se refiere, mientras que ha habido un incremento de la cultura de consumo. Me imagino que todas las épocas tienen sus reivindicaciones y creo que estamos en una época en la que están empezando a germinar revolucionarios en el mundo de la moda, aunque siempre los ha habido. Generalmente, surgen en momentos críticos, en épocas de crisis, cuando después de vernos achuchados empezamos a brotar con energía para hacernos oír. Estamos en un momento previo de grandes manifestaciones culturales, artísticas y sociales.

P: ¿Qué cree que se puede hacer para generar esa cultura de moda y que los consumidores sean capaces de valorar el trabajo que hay detrás de cada colección y de cada prenda?

R: Es fundamental la educación. Yo he vivido la educación en el poco y bueno, he conocido el mucho y da igual, y creo que hay una vuelta, o debería haberla, al poco y bueno. Y parte de la educación, desde las aulas, desde los más pequeños. Yo lo veo con mi hija, que buscan consumir y consumir sin darle valor a lo que consume. Tenemos que educar desde la infancia en los consumos razonables y razonados. Es decir, ¿por qué compro esto y no compro aquello? También es muy importante educar en lo que es la calidad en la confección, en la conciencia social corporativa de las empresas. No podemos comprar a cualquier precio. Todo tiene su razón de ser y si determinados productos tienen precios más elevados, posiblemente tengan un discursos social y profesional detrás que debemos de entender. Entonces, para mí todo se basa en la educación, empezando por nuestros hijos, seguido por los futuros diseñadores y los consumidores actuales. Deberíamos volver al consume menos y consume mejor.

P: Mucho se habla de que los diseñadores están preocupados por la creatividad y el diseño, y no tanto de la gestión. Sin embargo, muchos coinciden en que los futuros y actuales diseñadores ya tienen esa conciencia de la importancia de que haya un apoyo económico y que sea una empresa rentable. ¿Ha visto una evolución en este aspecto?

R: Creo que la ha habido, la hay y tiene que continuar. Durante mis clases en ESCO, hago una reflexión desde mi experiencia profesional.  He sido empresaria por “obligación” pero fue una obligación que yo decidí, la de montar mi propia empresa. Y durante mucho tiempo he querido taparme los ojos y no ver la realidad de la gestión de la empresa. Los diseñadores tienen que ser conscientes de que tienen que intentar que el diseño cohabite con la gestión de una empresa y con la rentabilidad. La creatividad es excelente, no dejemos de ser creativos, pero seguramente encontremos una forma de que esa creatividad sea rentable. Estoy muy a favor de las colecciones locas, donde se dispare nuestra imaginación, pero luego se puede hacer un ejercicio de contención para hacer prendas ponibles, que estén en la calle y que sean una realidad. Tendremos las dos opciones: la fantasía y la real, con un mismo hilo conductor y con rentabilidad a nivel empresarial.

P: Si tuviera que elegir algún libro que sea útil para futuros profesionales de la moda.

R: Un buen profesional de la moda tiene que leer mucho y leer de todo. Para trabajar en moda, como otras artes, lo que se necesita es información y cuanta más tengas y más variada sea, mejor. Leer cualquier libro que pase por nuestras manos, incluso revistas, siempre siendo productos de calidad, es bueno porque eso enriquece. Ya sea desde una novela del siglo XVIII que te da la perspectiva de una sociedad o una novela de ciencia ficción que te dará otro enfoque. De todas podrás sacar información y provecho.

P: ¿Y alguna sugerencia de película o documental?

R: Creo que El diablo viste de Prada es una buena película porque tiene muchos detalles que nos deberían hacer reflexionar, de cómo el mundo de la moda se ha pasado a un mundo de marketing y de cómo quien dirige los hilos del mundo de la moda no son los propios diseñadores, sino que es la prensa, por un lado, y la industria potente, por otro. Es una película que hay que ver más allá de los personajes.

P: Y por último, si tuviera que quedarse con algún personaje que le haya inspirado….

R: Me inspiran muchas personas, tanto conocidas como desconocidas. En el mundo de la moda, mis grandes inspiraciones fueron mi madre que me enseñó a amar mi oficio, siguiendo por Manuel Piña, quien me descubrió la pasión por el mundo de la moda, y después por Sybilla, quien me descubrió como una aguja, en buenas manos, puede ser mágica.  Y un largo etcétera de colaboradores con los que habitualmente trabajo.

 

 

 

Máster de Moda ESCO: Momentos para el recuerdo


Máster de Moda ESCO. Viaje a Madrid 

La segunda visita a Madrid que realizamos en el Máster de Moda coincidió con la apertura del Yves Saint Laurent Beauty Hotel, una exposición efímera sobre la historia del maquillaje de esta emblemática marca. Nos enseñó cómo se lleva a la práctica las diversas ideas que habíamos trabajado en clase sobre comunicación o marketing.  Pero eso fue solo un aperitivo porque los dos días siguientes fueron realmente intensos.

El primer día empezó en el Museo Thyssen, disfrutando de la exposición Sorolla y la Moda (https://www.museothyssen.org/exposiciones/sorolla-moda), donde nos quedamos entusiasmados con las prendas, joyas y complementos realizados entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Una constante a lo largo del máster había sido que, si queremos dedicarnos a la moda, tenemos que tener en cuenta cómo funciona la sociedad de cada momento, para poder adelantarnos a las tendencias y captarlas. Y eso fue precisamente lo que hizo Joaquín Sorolla, considerado como el cronista perfecto de aquella época.

Pero también nos encontramos con una sorpresa. Y es poder ver en persona un auténtico Delphos, de Mariano Fortuny, uno de los mayores diseñadores de moda de España, que encima nació en Granada, y del que nos habían hablado varios profesores, especialmente, la co-directora, Pilar Dalbat, quien tiene verdadera admiración por este creador. De en torno a 1920, realizado con tafetán de seda y cristal de Murano, compartía exposición con modelos de Julia Virac, Madeleine Vionnet, L. Lemoine o Jeanne Lanvin.

Después, seguimos la jornada con una mujer que se ha hecho un nombre muy destacado en la moda española, Lola Piña, quien trabajó mano a mano con otro de los creadores más importantes del siglo XX, el desaparecido Manuel Piña y con Sybilla. Unos meses antes había visitado ESCO para explicarnos su proyecto, Al Dedal, y de cómo era necesario, además de sentir pasión por la moda, tener un buen Plan de Negocio. En su taller, pudimos ver a la Lola más profesional. Nada más entrar, lo que destacaba era el color blanco y un dulce olor, que nos hizo soñar aún más con este mundo. Nos habló de sus trabajos, de la necesidad de contar con un buen equipo y de cómo el mundo de la moda es realmente emocionante.

Tras la comida, fue el turno del encuentro que mantuvimos con Modesto Lomba, uno de los creadores de la marca Devota&Lomba, quien nos explicó cómo había empezado en el mundo de la moda, cómo creó su empresa y qué habían conseguido desde entonces. En un señorial piso, en el centro de la capital madrileña, nos recibió para compartir sus interesantes reflexiones sobre el mundo de la moda. Nos habló de cómo la investigación es fundamental en la moda; sus referentes como Balenciaga o Sybilla; o de cómo surgió la Pasarela Cibeles, actual Mercedes-Benz Fashion Week. Y es que Modesto, además de un reconocido diseñador, es el presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), por lo que su visión de la moda es mucho más completa y autorizada.

Tras una interesante charla en la que cada uno de nosotros pudimos formularle algunas preguntas, nos enseñó su atelier, donde estaba inmerso en la preparación de su última colección para la Mercedes-Benz Fahion Week, que tendría lugar a principios de julio. Fue un auténtico privilegio que nos mostrara aquellos bocetos, que semanas después, tanto amantes de la moda como medios de comunicación, podrían disfrutar. Estos momentos son vitales para un máster como este de Moda, ya que conoces de primera mano el proceso creativo a través de sus protagonistas.

El segundo día lo empezamos hablando sobre la actualidad de la moda, durante nuestra visita a las instalaciones de ACME, y escuchando las reflexiones de su directora, Pepa Bueno, una de las mayores expertas en moda de España. Se trata de un colectivo creado para que se escuche la voz de la industria de los creadores, de sus necesidades y de por qué son importantes en la economía española. Tanto es así que el sector textil en España supone en torno al 2,9% del PIB.

En las clases del máster se habla mucho sobre por qué este sector es clave, pero que te lo explique la portavoz y cara más visible de esta asociación te hace conocer los entresijos de este mundo, algo realmente importante para futuros profesionales del mundo de la moda, como nosotros aspiramos a ser. ¡Tomamos buena nota de por dónde van las tendencias!

Como aperitivo, antes de comer, hicimos una ruta de shopping por tiendas míticas de Madrid, como Capas Seseña, el atelier de Úlises Mérida o la zapatería artesanal Franjul. Si es que la mejor manera de conocer cómo vender una prenda, un zapato o un complemento, es que te expliquen su proceso de creación y fabricación. Así, sabrás a la perfección cómo valorar el trabajo que hay detrás de cada producto, y lo transmitas al consumidor.

Y para acabar el viaje, ¿qué mejor manera de hacerlo que visitando las instalaciones de L’Oréal en España? Confirmamos que estábamos en el lugar correcto, que habíamos elegido bien el máster, que el mundo de la moda y la estética es al que queremos dedicarnos. Además, tuvimos a la mejor anfitriona, Isabel Zancajo, responsable de comunicación de L’Oréal Luxe). Allí vimos la importancia de cómo comunicada cada producto, el marketing que hay detrás, la forma de plantear el modelo de negocio de cada división… Fue una másterclass que nos hizo entender aún mejor qué hay detrás de cada producto. Isabel nos explicó qué caracteriza al mundo del lujo, cómo es el comprador del futuro, qué estrategias de marketing se plantean, la diversificación de consumo y, por supuesto, la tendencia más actual, el marketing de influencers.

Fue la guinda a un viaje increíble, en el que, además de aprender muchísimo, convivimos todos los compañeros junto a las responsables del máster. Algo que ya se queda en nuestra retina y que se agradece tanto que forme parte de un máster tan completo y profesional como éste de ESCO.

Manuel Romero: “El futuro de la moda es la especialización”


Máster de Moda: Comunicación y Gestión

Detrás del ‘el señor de las gafas amarillas’, está el joven periodista y community manager granadino, Manuel Romero, quien ha creado su marca personal en torno al mundo de la moda gracias al manejo de las redes sociales. Según reconoce en su blog, pretende vivir, disfrutar la moda y el lifestyle de una manera natural y divertida. Manuel es un ejemplo de cómo se puede llegar a este sector de una manera diferente, con mucha creatividad, talento y persistencia.

Pregunta: ¿Cuál es su opinión acerca de la situación de la moda en la actualidad?

Respuesta: La industria de la moda en estos momentos se enfrenta a un reto muy importante, tiene que adaptarse a las nuevas maneras que tienen los jóvenes de concebir el mundo. La industria de la moda siempre se ha basado en 2 colecciones al año, elementos tradicionales como los editoriales, pero la irrupción de los influencers, los elementos de las nuevas tecnologías, y  la inmediatez que requiere hoy el mundo, hace que las marcas de moda se tengan que poner las pilas, sobre todo, de cara a responder a esas necesidades que tiene esta nueva sociedad. Es un momento muy emocionante porque se va a ver mucho cambio, se va a demostrar quién es capaz de trabajar rápido en base a unas nuevas necesidades.

P¿Cuál cree que será el futuro de la moda?

R: El futuro de la moda pasa por la personalización, no me refiero a que te firmen un bolso o tengas una bufanda grabada, sino encontrar el nicho de mercado específico. Hacer ropa ad hoc para ellos y ser capaz de conectar con un nuevo público. El concepto masivo existe, lo vemos en las grandes cadenas, incluso ellas mismas tienen colecciones boho, inspiradas en temáticas, en cultura pop que hacen que vayan a ese nicho concreto. Creo que ese es el futuro: la especialización y el acceso a que cada vez tengamos más referentes de moda.

P: ¿Cree que esa especialización es importante para los profesionales de la moda?

R:Un buen profesional de moda tiene que estar ojo avizor, pendiente de todo, no solo en moda Perse, sino en sociología, en política, en deporte, en gastronomía. Digamos que el mundo del lifestyle y el resto de sectores se retroalimentan y hacen que entendamos la moda de otra manera. Tu mente tiene que estar lo suficientemente abierta como para captar tendencias en todo momento. Un ejemplo muy claro es que cuando empiezas a ver coches ecológicos, lavadoras ecológicas, comida orgánica, estás siendo tonto si en moda no lo aplicas para hacer un nuevo concepto con conciencia ecológica.

P:  ¿Cuál cree que es la principal ventaja competitiva del Máster de Moda:Comunicación y Gestión de ESCO? 

R: Una de las cosas que ha diferenciado siempre a ESCO, tanto en su formación académica como en su formación de máster, es el acceso a profesionales del sector en activo. Es verdad que hay muchas universidades que están llenas de expertos con un conocimiento brutal, pero tenemos que estar abiertos a las nuevas tendencias, yo soy un ejemplo de esto. Estoy aquí siendo una persona joven, que ha establecido su marca personal en moda y creo que ESCO facilita el acceso a profesionales del sector en activo, lo que hace que los alumnos puedan relacionarse con especialistas importantes del sector. Las escapadas que se hacen a Madrid para ver las colecciones, las clases que se presentan por estos profesionales, no solo abren la mente y dan una buena formación, también dotan al alumno de contactos reales que luego podrán ser útiles en su vida laboral.

P:  ¿Qué es lo que más destacarías de tus clases de Social Media y Marketing de Influencers?

R: En cuanto a la clase de Social Media, creo que es fundamental entender que las redes son una herramienta de mucha utilidad a nivel empresarial y de comunicación en el mundo de la moda. Para ello se requiere una buena organización y un buen contenido. Intento que las clases sean interesantes y transmitir cómo podemos hacer nosotros que las redes sociales pasen de una gestión personal a una profesionalizada, es lo que las empresas van a necesitar. 

Respecto a la clase de marketing de influencer, considero que es esencial  comprender que los influencers han llegado para quedarse, han montado un negocio en torno a sí mismos y son el futuro de la comunicación. No sé qué va a pasar dentro de 10 años, pero ahora mismo hay que conocerlo, valorarlo y saber cómo trabajar con ellos. Es fundamental que una persona que acaba de salir de un máster de moda conozca que esos actores de la sociedad son necesarios a la hora de establecer una estrategia de comunicación.

P: ¿Qué libro o serie podría recomendar?

R: Una de las cosas que yo más valoro es que cada uno investigue sus propios gustos. A mí me encantan los libros grandes de fotografías, recomiendo uno de Jean Charles de Castelbajac, que es muy interesante, pero creo que es muchísimo más interesante que busquéis, que os dejéis inspirar por libros de segunda mano porque en cada uno encontramos nuestro nicho.

En series te puedo decir Girlboss, que explica cómo se crea una empresa de moda de la nada. Hay series maravillosas que, aunque no traten sobre moda, nos pueden explicar muchísimo de comunicación visual y de comunicación de moda como El Cuento de la Criada y todos los códigos visuales que van con ello. Mi recomendación no es que busquéis un libro de moda sino que busquéis moda en todo lo que veáis.

P: Y si tuviera que quedarse con un personaje que le haya inspirado especialmente, ¿qué nombre diría?

R: Creo que la inspiración está en el aire. Hay gente que te inspira en pequeños detalles y vas sumando unos y otros. Me parece muy interesante la generación de mujeres que han destacado en el mundo de la moda por su personalidad. Ahora mismo es muy fácil ser influencer y destacar, pero nombres como Vivienne Westwood, Iris Apfel o Carmen Dell’Orefice, que han sabido adaptarse a los tiempos y seguir posicionándose en el mundo de la moda, respetando sus códigos y su edad, me parecen fundamentales. Ellas han sido las verdaderas revolucionarias. Ahora mismo es muy fácil llamar la atención, pero para hacerlo hace 50 años había que ser muy valiente.

 

 

Rodrigo Fáez: “YouTube ya es un medio sólido para el periodismo”


Con el motivo de su visita al Máster Deportivo que oferta ESCO, entrevistamos a Rodrigo Fáez para conocer un poco mejor su faceta periodística y personal. Rodrigo Fáez es periodista en Gol TV y BeIn Sports, además de innovar en el sector del periodismo deportivo con un canal en YouTube. En sus vídeos, Rodrigo Fáez narra sus aventuras como profesional del sector, así como de ocio, disfrutando de partidos de fútbol como espectador o de pachangas con sus amigos. En su canal consigue combinar a la perfección la profesión con el entretenimiento y el ocio.

¿Qué importancia puede tener un canal de YouTube para un periodista?

Yo creo que es todo. Es tu marca personal, tu escaparate, no dependes de tu tele o de tu radio. Creo que es lo más cercano para vender tu producto y lo que quieres hacer llegar a la audiencia. Es lo más rápido: existen menos filtros, menos intermediarios y creo que también es la forma más sencilla para que alguien vea como eres.

¿Crees que YouTube será en un futuro un medio de comunicación sólido para ejercer el periodismo?

Creo que ya lo es. Lo que pasa es que falta darlo a conocer, porque eso sí que es cierto que hay muchos medios de comunicación que el tema de publicidad y marketing lo llevan mejor que una persona con un canal de Youtube. En ese aspecto falta aún por mejorar, pero sí hay ya muchos buenos blogs, buenos canales y muy buenos productos que en la tele no existen. Es una plataforma donde encuentras cosas que nunca has visto en la tele analógica, y es la gran ventaja que tiene. 

¿Cómo ves el sector del periodismo deportivo actualmente?

Lo veo complicado porque ahora mismo los gestores de los medios audiovisuales son de la vieja guardia. Son gente tradicional que no se atreve a arriesgarse, no se atreven  a hacer cosas nuevas y dar la alternativa a gente joven, con ganas y con ideas y por tanto lo veo mal. Si que es cierto que hay una generación de periodistas nuevos, que vienen con ganas, se apoyan mucho más en redes sociales que en los medios analógicos. Son los que están tomando la bandera del nuevo periodismo y las nuevas tecnologías y están reciclando el periodismo para las nuevas generaciones. Pienso que esta generación tiene que tomar el relevo cuanto antes para innovar y hacer un producto que se adecue a 2018 y que no repitamos lo que se hacía en 1994. 

¿Crees que se puede innovar de otra manera que no sea a través de lo digital?

Yo creo que no, porque al final hablas con tu gente cercana y todos utilizan el móvil. El móvil es internet; las nuevas tecnologías van todas condicionadas por lo que pasa en Twitter, Instagram, Facebook, Youtube… Esto más que el futuro es el propio presente. Es lo que está haciendo que muchos medios de comunicación abran su plataforma digital para derivar lo que antes había en las plataformas analógicas. La gran ventaja que tiene internet es que permite a todo el mundo ser partícipe, con un contenido que tiene gran diversidad para que cada uno elija qué quiere ver, cuándo lo quiere ver y cómo lo quiere ver.

Rodrigo Fáez

Rodrigo Fáez en su masterclass con los alumnos del Máster Deportivo

¿Con qué experiencia profesional te quedarías?

Yo creo que me quedaría con el mundial de 2014. Me tocó entero. España hizo el ridículo y ahí me di cuenta que había cosas más allá de lo que tienes más cerca, es decir, ver cómo se moviliza un país o ver cómo la gente se agrupa en un país tan alejado. Yo creo que aquello me marcó para bien porque creía que un mundial era otra cosa. Es lo más cercano a la idea de periodismo que yo tenía, porque disfruté muchísimo a pesar de las palizas y los viajes. 

¿Con qué experiencia deportiva te quedarías a título personal?

Cualquier partido del Sporting, eso es sagrado(dice entre risas). Yo soy de Gijón y el Sporting no es solo un equipo, es una forma de vida. Más allá de eso, conocer a gente como Rafa Nadal o Fernando Alonso, a pesar de ser del Oviedo. Gente que son genios y que han conseguido que un país entero cambien el fútbol por un deporte individual como el tenis o la Fórmula 1.

¿Nos recomiendas un libro? 

Un libro que recomendaría es la biografía de Andrea Agassi. Tenista mítico de los 90, muestra cómo gestiona el éxito y la fama. Es una lectura para aquellos a los  que les guste el deporte y para aquellos que disfruten de las biografías. Creo que define muy bien al deportista de élite y a la persona a la vez. Es una de las mejores biografías que se han escrito nunca.