La experiencia de una recién graduada en ESCO


Hoy os contamos la experiencia de una recién graduada en Publicidad y Relaciones Públicas tras su paso por la Escuela Superior de Comunicación y Marketing de Granada.

«Después de cuatro intensos años sólo queda una semana para acabar en ESCO.  Una semana para terminar con una etapa de las más importantes de mi vida.

La comencé con muchísima ilusión y muchísimas ganas y no me puedo creer que ya esté acabando. Aunque después de todo, dicen que si el tiempo se nos pasa rápido es porque estas disfrutando y eso seguro, que lo he hecho.

Esta aventura empezó un domingo, el día antes de comenzar las clases. Fue el día en que mis padres me dejaron en un piso en Camino de Ronda, con tres chicas que no conocía de nada y con las que tendría que convivir el resto del año.

Era todo nuevo: la ciudad, la gente, la universidad, mis compañeros y eso era lo que hacía que tuviera tantas ganas. Ahora que recuerdo esas primeras semanas, cuando iba un poco despistada y no encontraba la puerta de ESCO, no lo dudaría ni un segundo, y volvería a empezar otra vez.

graduada en ESCO

Recuerdo perfectamente el primer día que entré por la puerta azul, a la primera persona que conocí y al lado de quien me senté. Teníamos todos las mismas ganas de conocernos y aprender. Y ese mismo día en la clase de inglés nuestra profesora Lizz nos dio la oportunidad de hacerlo con una actividad en la que el propósito era saber más los unos de los otros haciéndonos preguntas. ¡Qué coincidencia que con una de las personas con las que hablé en esa primera clase de inglés, hoy es una de las grandes amistades que me llevo de mis años de universidad!

Durante este tiempo hemos tenido clases y profesores de todo tipo y de todos los ámbitos. De los primeros años me puedo quedar con clases como las de Liberato, un hombre que al principio podía darnos algo de miedo con su voz de locutor de radio, pero que en cuanto lo conocías se le veía el corazón tan grande que tiene.

O con la magnífica persona que es Rafael Marfil. No hay nadie que de las clases con más amor que él, hacia nosotros y hacia las materias. Y eso nos lo transmitía en cada lección.

Me quedo también con todos los desayunos en el “Mambrú”, que ahora se llama “Saffrón”, y en los que solo teníamos 20 minutos para desayunar…aunque era tiempo suficiente para tantas y tantas risas que se daban.

Recuerdo con cariño los proyectos como los de Dara en los que teníamos que fotografiarnos con distintas técnicas y como no, mi grupo y yo lo hicimos dando mucho la nota por la calle… (¡Cómo nos gusta, eh?!)

graduada en ESCO

Me quedo con la rueda de prensa que tuvimos que hacer por grupos en clase y que fue uno de los días que más me pude reír de los 4 años con mis amigos Fort y Callejón. El primero, disfrazado de Jeque árabe y el segundo, de Rafa Nadal (como patrocinadores del evento…¡¡vaya risas!!)

graduada en ESCO

Y por supuesto, no podía faltar la mención del viaje a Madrid. Tres días intensivos donde conocimos las mejores agencias de publicidad, periódicos y audiovisuales de nuestro país. Conocimos a periodistas y publicistas, pudimos hablar con ellos y nos mostraron todo lo que hacen. Recuerdo que nos dieron buenos consejos.. llenándonos de motivación enorme para seguir trabajando en lo que nos gusta y saber que es posible que un día, podamos tener ese futuro que allí vimos.

graduada en ESCO

En definitiva, estos años de carrera han sido una experiencia enriquecedora, inolvidable e irrepetible, que me han hecho crecer personal y profesionalmente. Cuatro años en los que me ha ocurrido de todo, buenos momentos, malos, muchas risas, algunas discusiones, un poco de estrés, trabajos interminables,….

Entre todos y gracias a la familia que hemos creado, los he sabido llevar y superar con creces. Me quedo para siempre con amigos para toda la vida y con el recuerdo de los mejores años de mi vida.

graduada en ESCO

 

VIRGINA CARRILLO, Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas ( 2011-2015)