La productora Universal Arts elige a El Padul para rodar una película de terror


Las montañas del municipio serán el plató de ‘La cueva del pánico’, la ópera prima del director granadino Juanba Martín

Javier Botet, ‘La niña Medeiros’ en REC, hace un cameo en el largometraje, que tendrá como ayudante de dirección al alumno graduado por ESCO, José Carlos Acal

El nuevo año convertirá a El Padul en un municipio de película. El director granadino Juanba Martín y la productora Universal Arts han elegido los parajes montañosos de esta localidad y el cementerio de San José de Granada para rodar el largometraje ‘La cueva del pánico’, que llegará a las carteleras a finales de 2011, alejándose de los tópicos que caracterizan a las películas de miedo para adolescentes. Se trata de una producción “arriesgada y original, en la que impera el miedo psicológico con algunos toques de cine gore”, explica el alumno graduado por la Escuela Superior de Comunicación de Granada ESCO, José Carlos Acal, que trabajará como ayudante de dirección en el film, protagonizado por Lolo Martín  (‘La máquina de bailar’, junto a Santiago Segura y José Corbacho).

De izda a dcha: Jorge Roldán (director de producción de la película), Juanba Martín (director y guionista), el actor Javier Botet y José Carlos Acal. G.E.

La película, que se rodará en los meses de marzo, mayo y septiembre, también cuenta con la aparición estelar de Javier Botet, el actor que interpretó a ‘La niña Medeiros’ en los dos largometrajes de la saga REC. Además, el maquillador de ambas producciones, David Ambit, también será el responsable de caracterizar al “monstruo de ‘La cueva del pánico’, lo que se traduce en más de diez horas de trabajo”, explica Acal, de 22 años y que tras presentar su cortometraje ‘Dynamic Autodestruction’ en el festival de cine de Ciudad Real y Añover de Tajo, lo hará el próximo mes en el certamen de Tres Cantos.

El corto, su primera producción como director y guionista, evidencia los gustos de este joven granadino, interesado en abordar sentimientos como la “traición, la venganza, la ambición, el rencor y la intolerancia”. Sin embargo, este apasionado del cine que ya radiografiaba las películas con apenas seis años, quiere tocar todos los géneros. “Me gusta mucho arriesgarme”, afirma José Carlos, cuyo objetivo a medio plazo es ampliar sus estudios cinematográficos en Los Ángeles