ESCO: Viaje a Madrid 2019


ESCO vive unos días intensos en Madrid dedicados a la Moda, con clases, desfiles y visitas a las mejores empresas del sector. 

Una vez más los alumnos del Máster de Moda, se desplazaron a Madrid para conocer, experimentar y vivir la moda en primera persona en la Mercedes Fashion Week, con el objetivo de tener un contacto directo con el sector y los profesionales que lo integran.

El primer día empezó con las clases magistrales del gran Modesto Lomba, uno de los creadores de la marca Devota&Lomba, quién explicó cómo se trabaja en un taller de moda, los cambios que ha experimentado la marca, cómo se creó su empresa y su gran trayectoria profesional.

Modesto Lomba Encuentro con Modesto Lomba. 

En el descanso visitaron el Museo del Romanticismo, un palacete que recrea la vida cotidiana y las costumbres de la alta burguesía durante el Romanticismo. Durante la visita pudieron apreciar las obras maestras del siglo XIX, cómo era la sociedad durante este periodo histórico, y los principales protagonistas de este movimiento cultural en España.

El siguiente encuentro fue con Rubén Gil, especialista en licencias de las mejores marcas de moda, dedicado a ayudar a empresas a expandir su negocio mediante el uso de las campañas de publicidad de pago en Facebook e Instagram. Explicó cómo multiplicar los clientes potenciales de una firma y conseguir más ventas. Ha desarrollado importantes programas de desarrollo de marca para firmas de moda como Devota & Lomba, Roberto Torretta, Amaya Arzuaga o Ion Fiz, del mundo de la televisión como Código Lyoko, Cut the Rope o The Walking Dead, o del ámbito de la Alta Cocina como Paco Roncero.

Rúben Gil Máster de Moda ESCO Encuentro con Rubén Gil. 

La mañana del viernes empezó en el Museo del Traje, con una gran variedad de colecciones históricas y contemporáneas. Conserva escasas pero significativas piezas de los siglos XVI y XVII que han hecho del museo uno de los más importantes de Europa.

Cada temporada realizan una exposición. En esta ocasión vieron La Vite en Rose, el color rosa, así como la amplia gama de rosados, de tonos pastel al fucsia, del nácar a la frambuesa, son los protagonistas de La vite en rose, una exposición temporal que profundiza en los aspectos técnicos y simbólicos asociados al uso de este color en la cultura occidental, especialmente a través de su uso en la moda.

Exposición La Vite en Rose  

Siguieron con la ruta de exposiciones en el Museo Nacional de Artes Decorativas con “Las Costuras Femeninas de la Moda en España 1930 al 2018”. Allí pudieron ver 50 fotografías periodísticas vinculadas al mundo de la moda y algunos diseños de creadores españoles pertenecientes a ACME como un traje de novia diseñado por la codirectora del Máster, Pilar Dalbat.

A pocos metros tuvieron la próxima visita en Conde de Aranda, Mimoki.  Allí les esperaba Rocío, directora creativa de DEvaya, quién contó el funcionamiento de un showroom y cómo se amplió la marca con la creación de la agencia de comunicación Kimomicomunicación, dirigida por Ana María Chico de Guzmán y su socia Andrea Pascual.

Exposición MODUS 

Para terminar la jornada se trasladaron al canal de Isabel II para ver la exposición de MODUS, una exhibición colectiva que tiene como objetivo rastrear lo español en el ámbito de la moda nacional. La muestra realiza un recorrido por la historia de la moda española a través de creaciones representativas de los diseñadores más relevantes, con piezas procedentes del Museo del Traje y de colecciones particulares.

El sábado asistieron al desfile de Ulises Mérida en IFEMA. Los alumnos pudieron colaborar en el proceso previo del desfile, gracias al diseñador y a su equipo de comunicación dirigido por Maripi Robles. Una vez finalizado estuvieron disfrutando del ciberespacio donde pudieron conocer a los nuevos diseñadores de Samsung Ego y las diversas acciones que realizan las marcas patrocinadoras de la semana de la moda.

Los alumnos pudieron adentrarse en los backstages, donde realmente se vive, se percibe y se sufre el mundo de la moda.  allí pudieron ver Sarda, la Condesa y Torreta.

El momento más divertido de la jornada fue poder asistir al kissing Room de Torreta donde pudieron felicitar al diseñador y codearse con sus invitados de front row. El final de un viaje increíble.

Si la moda es tu pasión, no pierdas la oportunidad de vivir esta experiencia. ¡Únete! al Máster de Moda: Comunicación y Gestión de ESCO.

María Giraldo “Ahora entrar en el ecommerce es asequible para todo el mundo”


María Giraldo es experta en la creación de contenido de moda para internet. Actualmente, se encarga de dirigir esta labor en Zocoh, una plataforma que lleva el stock de las tiendas físicas multimarca a internet para facilitar que los consumidores puedan comprar a la misma vez en tiendas de ciudades diversas sin moverse del sillón. Ha pasado por diferentes empresas de moda, ha impartido clases, ha organizado jornadas sobre blogs. Conoce las diferentes perspectivas de este sector y puede ofrecer una visión muy completa e integrada.

  • “Muchas marcas vuelven a apostar por la fabricación en España. Es necesaria esa vuelta a la formación y a los oficios de la moda”
  • “Podemos combinar prendas más asequibles con prendas más artesanas, hechas con más conciencia social”
  • “Es labor del propio cliente-consumidor investigar nuevas marcas y ponérselo fácil para que sepa cómo está hecho ese producto y crear esa cultura de moda”

Pregunta:  ¿Qué características cree que predominan en el panorama actual de la moda?

Respuesta: En España, la industria de la moda siempre ha sido muy relevante. Ahora se ve que muchas marcas vuelven a apostar por la fabricación en España. Es necesaria esa vuelta a la formación, a los oficios de la moda, a las manos detrás de las prendas. El consumidor español ayuda a que se produzca un cambio porque cada vez es más consciente de lo que compra, de dónde está hecho y de qué está hecho. Todo eso afecta al cambio que está habiendo en la industria. No podemos negar que somos el país de Inditex, y tenemos que estar orgulloso de ello, pero también somos en el país en el que hay muchos diseñadores, mucho talento emergente y creo que esas van a ser las dos vertientes que van a marcar la industria de la moda. Por un lado, los grandes grupos que están en España, como Cortefiel, Mango o Inditex. Por otro, el diseño emergente y el baby brand, los proyectos nuevos de gente que se está arriesgando a hacer cosas distintas, sostenibles, como pequeños talleres, pero que gracias a internet cada vez crecen más. Y esas empresas que llevan toda la vida en España, que son medianas y grandes, y que siempre han apostado por producir en España, y que son fundamentales para la identidad de la industria de la moda en nuestro país.

P¿Entonces considera que hay una vuelta a la artesanía y la tradición?

R: El valor de la artesanía, sin duda, está de nuevo en boga porque la artesanía supone hecho local, con lo cual es moda con conciencia. Además, es un producto que lo entendemos como más nuestro, más del comprador final, que está hecho solo para nosotros, que es único, que, si tiene un fallo, no es un fallo, sino una virtud porque está hecho por unas manos y no por una máquina, aunque partes de él están hechos industrialmente. La vuelta a la artesanía no es solamente la vuelta al mimbre o a cómo se hacía el calzado, sino una vuelta a procesos que tienen parte industrial, parte de hecho a mano, como puede ser un bolso de Loewe, cuya cadena de producción está supervisada por unas manos expertas; o unos zapatos de Magrit, o una camisa de Mirto. Son marcas que trabajan con mucha mano de obra cualificada, y sus prendas llevan ese toque artesanal que para mí marcan la diferencia en la moda española muchas veces.

P: ¿Cree que la gente está preparada para esa moda con conciencia?

R: Creo que tenemos que combinar la compra de prendas low cost, que cada vez debería ser de tan low cost, porque si compramos una camiseta de tres euros cada fin de semana, tenemos que ser conscientes de que algo está pasando detrás, algo que no es correcto. Podemos combinar prendas más asequibles con prendas más artesanas, hechas con más conciencia social. Creo que cada día los sistemas de producción son más sostenibles y que ya no es tan caro acceder a un producto exclusivo, o de lujo, o hecho de una forma menos contaminante. Se están igualando los dos precios, en cierta medida. Por un lado, el cliente tiene que acostumbrarse a pagar un poco más, sin llegar a ser abusivo, por algo que está hecho con más conciencia o que es menos contaminante. Al mismo tiempo, las marcas tienen que encontrar formas y fórmulas para poder dar un precio más asequible a sus productos.

P: ¿Esa conciencia social podría considerarse como un rasgo de la cultura de moda en España, o cree que todavía no existe?

R: Cultura de moda no es lo mismo que hábitos de compra. Cultura de moda es tener una pasarela de la moda que sea internacional, tener instituciones como el Museo del Traje o tener un Ministerio casi de la industria, que tenga su propio apartado de moda, tener una Cámara de Comercio de la Moda, como tienen en otros países. Que sea una cuestión de Estado, esa es parte de la cultura de moda. En España lo que tenemos son unos hábitos de compra y luego conocemos diseñadores. Pero para lograr una estructura organizativa de la industria de la moda todavía falta mucho. Por ejemplo, el hecho de que haya muchas pasarelas es un problema para difundir internacionalmente la moda. El hecho de que la gente no sepa que detrás del Premio Nacional de la Moda está la industria de la moda al completo también es un problema de difusión y de algo que debería comunicarse mejor al gran público. Luego también hay asociaciones como ACME, la de sombrereros, la de productores de calzado… Todo eso está ahí, va ganando fuerza poco y hacen muchas acciones, pero no siempre son suficientes para llegar al gran público. La prensa también necesita apoyar esto, necesita difundir que hay una industria detrás. Normalmente, a los titulares siempre llegan las mismas marcas, los mismos productos y aquéllos que se pueden permitir poner publicidad. Es labor del propio cliente-consumidor investigar nuevas marcas, nuevas tiendas, hay que ponérselo fácil por parte de la marca para que sepa cómo está hecho ese producto y crear esa cultura de moda.

P: Respecto a su clase que se centra en el ecommerce y en las nuevas tecnologías, ¿en qué punto se encuentra en España, cómo ha evolucionado y hacia dónde cree que va?

R: El ecommerce ha tenido un efecto global. En España, lo que habría que mirar son los distintos segmentos que hay de moda y cómo se han lanzado al mundo online. Un punto de inflexión fue cuando Inditex, en concreto Zara, se lanzó al ecommerce. Massimo Dutti y Zara Home ya tenían. Están cambiando su modelo de negocio de tienda física y de tienda online para adaptarla a los nuevos tiempos. También la llegada de Amazon ha hecho que todo se acelere.

Curiosamente las marcas pequeñas habían entrado en internet antes que las grandes. Tienen menos ataduras, menos problemas de logística, manejan volúmenes más pequeños y pueden hacer proyectos de ecommerce menos complejos que también les permite exportar, sobre todo, para marcas con precio medio-elevado, que en España les cuesta encontrar el nicho de mercado.

Sin embargo, con una página de ecommerce, teniendo un stock más o menos aceptable y con un presupuesto pequeño para montarlo, al final pueden vender fuera. También ha sido clave todo el abaratamiento del servicio de logística con la entrada de los grandes como Amazon. Se ha conseguido que todos, pequeños y grandes, se beneficien de nuevas tarifas.

Ahora entrar en el ecommerce es asequible para todo el mundo. Simplemente hace falta concienciación de que hacen falta buenas fotos, personas que dediquen tiempo y esfuerzo a la difusión de estas páginas. Porque podemos tener una página web perfecta y preciosa, pero tenemos que competir con los grandes y darles visibilidad. La transformación digital, que está muy de moda ahora, es muy bonita en teoría, pero requiere esfuerzo de tiempo personal y de tener las cosas muy claras. Nos falta mucho esfuerzo de cara a las tiendas, sobre todo las multimarca, y a los diseñadores pequeños y medianos, que necesitan digitalizarse. Tienen que deben incluir en su plan de negocio una digitalización seria y profesional.

P: Debido a la crisis muchos espacios multimarca tuvieron que cerrar. ¿Cree que puede resurgir gracias al ecommerce?

R: La crisis ha afectado, no sólo al sector moda, sino a todos los sectores. Es verdad que el sector multimarca se ha visto muy afectado, pero España es un país con mucha dispersión de población, en el que hay ciudades pequeñas en las que la gente quiere vestir bien. Tradicionalmente la mujer y el hombre español se han preocupado por vestir bien. El sector de la multimarca es necesario, da una oportunidad a aquellas personas que no viven en grandes capitales de tener acceso a marcas distintas. No es que tenga que resurgir ya que hay muchas que se han mantenido, que son las fuertes, y hay otras que están surgiendo con propietarias jóvenes, que tienen claro que tienen que digitalizarse y que, además, aportan el descubrimiento de nuevas marcas que traen de fuera de España y que son fundamentales para que podamos vivir con variedad y podamos elegir lo que queremos ponernos.

P: ¿Qué crees que diferencia este máster de ESCO otros de moda?

R: El máster de ESCO se diferencia en primer lugar por dónde está ubicado, que es una ciudad privilegiada. Muchos profesores venimos encantados a Granada a dar clase y salimos de nuestro confort que es Madrid o Barcelona. También nos sirve para ver que hay una pasión por dedicarse a la industria de la moda desde edades tempranas, con ilusión, y que no todos los proyectos tienen por qué estar localizados en las grandes ciudades. Nos exige como profesor y como alumno buscar soluciones que se adapten a la idiosincrasia de ciudades más pequeñas, en las que también hay clientes y usuarios, y aplicar la creatividad, aplicar a este contexto específico los conocimientos clásicos que tenemos en moda. Lo que ofrece la escuela ESCO en general es que se combina muy bien el perfil de los alumnos con la potencia que le da por ejemplo toda su formación en audiovisual, que creo que eso es el futuro. También el programa de profesores que existe es muy variado y con mucha experiencia. Son profesores a los que yo vendría a su clase si pudiese.

P: ¿Qué habilidades debe tener un profesional de la comunicación de moda?

R: Para un profesional que se quiera dedicar al marketing o a la comunicación, la palabra fundamental es híbrido, abierto de mente, de miras. Ya no se busca gente que sólo sepa hacer una cosa, sino que empiece en un puesto y acabe en otro, que sepa hablar con el resto de departamentos, que trabaje en equipo, que tenga conocimientos en varios campos, que no tenga miedo al abismo. Se refiere al miedo que cuando tienes un plan de negocio no sale como tiene que salir por los cambios tan rápidos que hay en internet, que sepas reaccionar y que estés preparado para adaptarte. Por lo tanto, siempre recomiendo una formación continua en la que puedas aprender un poco de todo para que seas un producto atractivo para tu primer trabajo y que sea una puerta de entrada para ver lo que realmente te gusta de la industria de la moda. Es bueno saber un poco de SEO, de SEM, de Analítica, cómo hacer fotos y vídeo, cómo tener visión de plan de negocio, tener un plan de comunicación en mente, saber de marketing… Y siempre estar al día, leer mucha prensa de moda, ver exposiciones, ver documentales. En definitiva, que te apasione el sector moda.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pablo Paniagua: “Lo clásico siempre estará de moda”


El fotógrafo especializado en moda Pablo Paniagua visitó ESCO para impartir una masterclass y un taller dirigido a profesionales de la fotografía, dentro de la programación del Máster de Moda ESCO. Pablo Paniagua comenzó su carrera como escaparatista para después comenzar a realizar sesiones fotográficas para marcas como Fosca o Adolfo Domínguez, entre otras.

Durante el taller de fotografía, los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer las mejores técnicas y recursos para obtener el mejor photoshoot posible. Además tuvieron la oportunidad de trabajar con la nueva colección de la diseñadora granadina Pilar Dalbat, bautizada como 5º B.

El Máster de Moda ESCO está pensado para aquellas personas que quieran desarrollar su carrera profesional en las áreas de comunicación y gestión en el mundo de la moda. El Máster cuenta entre su profesorado con profesionales de gran renombre, tales como el propio Pablo Paniagua, Anne Igartiburu, Enrique Loewe o Charo Izquierdo.

Fotografía y moda: la mirada de Pablo Paniagua


Para comunicar no sólo basta con usar palabras. Hay otro lenguaje capaz de aportar datos muy curiosos sobre cualquier sociedad o época concreta e, incluso, sobre nosotros mismos. Se trata de la vestimenta, una disciplina que va unida intrínsecamente con la fotografía.

Por ende, dedicarse a captar imágenes donde el protagonista sea el outfit, no es tarea fácil por lo que siempre se acaban recopilando anécdotas, viajes y aciertos que son fruto de la experiencia.

El pasado jueves, los alumnos del Máster de Moda ESCO junto a varios fotógrafos, tuvieron la oportunidad de asistir a un taller donde conocieron un testimonio que reunía todos estos ingredientes. El encargado de llevarlo a cabo fue el fotógrafo Pablo Paniagua, a quien le apasiona el complejo mundo que hay detrás de lo que vemos en las pasarelas cada temporada.

Dicha dedicación empezó cuando era adolescente, dado que uno de sus hobbies preferidos era sumergirse en las páginas sobre alta costura de la revista HOLA. A ello, se unía su fascinación por el diseño de espacios comerciales, lo que le impulsó a dedicarse al escaparatismo en comercios de moda.

Desde entonces, Paniagua no ha dejado de crear historias a través de su cámara para marcas como Adolfo Domínguez o Fosco, sin mencionar que, relacionarse con diversas firmas y asistir a eventos hace que la agenda de contactos crezca.

Así pues, una de sus grandes colaboradoras es Mayte de la Iglesia, con la que realizaría su primera sesión de street style. Actualmente, continúan colaborando ya que Pablo escribe posts sobre moda en el blog, M.I.T Me Blog, perteneciente a dicha modelo.

Con respecto al día a día de su profesión, el fotógrafo tiene claro que nunca se termina de aprender y, sobre todo, que siempre hay que nutrirse de arte, de esos grandes clásicos que han marcado la historia. A su vez, otro aspecto esencial para él es el trabajo en equipo.

Este hecho quedó patente en el desarrollo del taller porque se pusieron en práctica los conocimientos teóricos mediante una sesión donde el alumnado trabajó junto a una modelo, quien posó ante la cámara con prendas de 5B, la nueva apuesta de Pilar Dalbat para este invierno.

En definitiva, conocer la trayectoria de Pablo Paniagua es saber que toda fotografía es una mirada, por lo que cada una de ellas es única y tiene la capacidad de hacer que cualquier persona que la vea se contagie de la magia que puede llegar a albergar.

Pedro Mansilla: “Ilusión y fortaleza son aptitudes que hay que tener en moda”


El sociólogo, periodista y crítico de moda, Pedro Mansilla, visitó el máster de Moda ESCO donde impartió una masterclass sobre periodismo y sociología en el mundo de la moda. Además, aprovechó la ocasión para responder a las cuestiones que le plantearon sus alumnos acerca del panorama actual en el sector.

¿Qué aptitudes se han de tener hoy para la moda?

Ilusión, sin esta aptitud no eres capaz de sobrevivir. Luego se necesita tener mucha fortaleza, es prácticamente una profesión para sables de acero, es decir, hay que ser muy flexibles, muy cortantes y muy persistentes. La profesión de moda es muy dura.

¿Qué se necesita para entrar en este mundo?

Probablemente mi generación entró en ella engañada por lo fácil que era pero las diferentes crisis económicas que ha atravesado el país hace que ahora mismo dedicarse a la moda sea muy duro. Antes bastaba con ser medianamente bueno, ahora hay que ser muy bueno y reunir todos los requisitos.

¿Qué opina del fenómeno de los Influencers?

Es un fenómeno interesantísimo; su impacto es brutal. No tenemos todavía perspectiva histórica para verlo, porque es demasiado reciente. Probablemente, las cosas que no me gustan de este fenómeno son superiores a las que me gustan, porque una de las ideas que yo no he compartido en la moda siempre ha sido la supuesta imagen de banalidad, de arbitrariedad, de insustancialidad, ese “por que yo lo valgo” o porque “yo soy muy mona” sin ningún esfuerzo académico o profesional. Esto da mucho miedo, aunque como sociólogo el fenómeno en sí me parece muy interesante, además de haber roto estructuras dentro de la moda que parecían inamovibles.

¿Qué revisarías de tu carrera profesional, que corregirías ahora con el tiempo?

Haber descubierto tarde el mundo de la moda, ya que si lo hubiera hecho antes no hubiera dedicado mi tiempo de formación a estudiar, Derecho y Sociología, carreras que no tienen que ver a lo que me dedico hoy en día. Por otro lado, me arrepiento de no haber aprendido francés e inglés a la perfección, ya que estos son idiomas fundamentales para el mundo de la moda, y me ha cerrado algunas puertas y posibilidades.

Sociología de la Moda, un análisis cualitativo


En esta entrada recordaremos la clase impartida por Pedro Mansilla, Sociología de la Moda, un análisis cualitativo.

Pedro  Mansilla Viedma es sociólogo, periodista y crítico de moda. Durante los últimos veinticinco años ha sido colaborador sobre estos temas de los más prestigiosos medios de comunicación españoles, La Luna de Madrid, Elle, Vogue o Gentleman, entre ellos. Ha dirigido y presentado el primer programa exclusivamente de moda emitido por una televisión española, Ella de moda, en Vía Digital. Es profesor de los Másters de Periodismo de Moda de las universidades Francisco de Vitoria, Politécnica, Complutense y el IED de Madrid, así como de la Pompeu Fabra de Barcelona, y de los Másters de Dirección de Moda de ISEM y del IEBS.

Ha sido miembro del comité de expertos de las exposiciones Pasión. Diseño español, Tras el espejo. Moda española y Pertegaz, y es autor de la Guía de la moda española, publicada en 2004 por el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Ha sido comisario de las exposiciones El papel de la moda para la SIMM; 31 vueltas a un bolso, exhibida en el Museo del Traje y  el IVAM; La luz de la moda, en el Museo de Arte Contemporáneo de la Fundación Unión Fenosa; 20 iconos del siglo XX, para la Fundación Ars Nova de Palma de Mallorca; Roberto Verino, 25 años de moda, en el Museo del Traje; Tono Sanmartín. À la manière del siglo XVIII, en el IVAM y en el MUBAG de Alicante; Elio Berhanyer. 50 años de moda española, por encargo del Ministerio de Cultura; y Cazadores de tendencias en el Centro de Madrid. Ha colaborado con el Instituto Cervantes y la ACME en las exposiciones 12 trajes para Tokio y 12 trajes para Pekín. Ha sido miembro del jurado que concedió el Primer Premio Nacional de Diseño de Moda.

Dirige y presenta la serie Moda con firma, que emite el Canal Decasa. Es colaborador del programa Hoy por hoy Madrid en la Cadena Ser. Cazadores de tendencias. Los nombres esenciales de la moda española es su primer libro.

Pertegaz y Elio, 1967

Modelos de Pertegaz (izda) y Elio (drcha.) VOGUE 1967

En su clase habló de la Moda en España y lo que esta supone para nuestro país. Puesto que la Moda es mucho más que prendas y pasarelas, va más allá, tocando incluso nuestro propio discurso y nuestra cultura. Como españoles nos gusta “estar de moda”, es algo innato en nosotros. No nos gusta oír que “España está pasada de moda”, sino todo lo contrario. Algo que vemos reflejado claramente en la importancia que se le ha dado a crear para España su propia marca, una marca que nos identificase y al mismo tiempo diferenciase del resto de países.

Moda es una palabra que refleja un éxito, un consenso, una idea feliz triunfando durante un pequeño periodo de tiempo. Somos un país propenso a la moda, primero por ese narcisismo mediterráneo que nos hace parecer felices sólo con estar vivos. Si hurgamos en las raíces, aparecen las fallas, la Semana Santa, el Rocío, la feria de abril, la sardana, los carnavales, o los san fermines. Somos un país al que le gusta la calle, al que le gusta pasearse para ver y para que lo vean. Sin esa característica cultural probablemente sería imposible que Victorio y Lucchino, o Francis Montesinos, Manuel Piña, Antonio Alvarado, Hannibal Laguna, María Lafuente o Elisa Palomino, fuesen españoles, como sería imposible que Dolce & Gabanna o Roberto Cavalli fuesen italianos. La moda es un cierto exceso sobre lo que ya tenemos, sobre lo que necesitamos. Precisamente es el sofisticado mecanismo que nos permite abandonar la comodidad del hábito, cambiar para reanimar el deseo.

Por esto mismo se ve implícito, al hablar de Moda, nombrar de los grandes genios de la moda española o Cazadores de Tendencias, como los denomina Pedro Mansilla.

AMAYA-ARZUAGA-10-123445_L

Diseño de Amaya Arzuaga

carlos_diez___pasarela_846142992_320x480

             Diseño de Carlos Díez

Siempre ha habido moda en España y, por lo tanto, siempre ha habido “cazadores de tendencias” –antes se llamaban sastres, modistas, couturiers, créateurs, diseñadores o estilistas–, aunque la moda ha cambiado mucho desde un lejano día de finales de los setenta en el que Adolfo Domínguez, Antonio Miró y Jesús del Pozo decidieron cada uno por separado dedicarse al oficio de “vestir a España de otra manera”.

Aquel fue el pistoletazo de salida para toda una generación de artistas inconformistas que sentaron las bases de lo que hoy  se conoce como prêt-à-porter español. Diseñadores, modelos, pasarelas, tiendas, revistas, escuelas…, toda una aventura colectiva fue fraguándose con un entusiasmo que no dejó indiferente a nadie.

CIBELES MADRID FASHION WEEK-ELIO BERHANYER

Final de un desfile de Elio Berhanyer, con algunas de las modelos españolas más emblemáticas

En el libro nombrado anteriormente Pedro nos hace revivir todas las etapas de la inolvidable aventura a través del trabajo de sus sesenta y siete diseñadores, los fundamentales para entender la evolución de los estilos y las tendencias de la moda en España.

El sociólogo, periodista y crítico de moda nos ofrece una publicación de consulta sencilla y amena pero rigurosa y completa, en la que cada detalle ha sido pactado pacientemente con todos y cada uno de los nombres elegidos. Un retrato íntimo convertido, con su conocimiento y sensibilidad indiscutibles, en homenaje justo a la moda española y a la inmensa mayoría de sus protagonistas.

9788497857871