¡Pasen y lean con ESCO y ESCAV!


El pasado viernes fue día de espectáculo en ESCO y ESCAV. Con motivo del día del libro, nuestros alumnos se lanzaron a las calles de Granada ataviados de la forma más variopinta posible: Clásicos de la literatura como Don Quijote, Dorian Gray, El Principito o Caperucita Roja, entre otros, hicieron las delicias de los transeúntes que paseaban por el centro de la ciudad y en la Feria del Libro de Puerta Real.

Las nuevas generaciones disfrutaron de la actividad organizada por ESCO y ESCAV

Las nuevas generaciones disfrutaron de la actividad organizada por ESCO y ESCAV

El día comenzaba con el ajetreo propio de quienes quieren organizar una actividad distinta, dinámica  y que involucra a los estudiantes con su entorno. Desde primera hora de la mañana y siempre con la disposición de alumnos y profesores, la heterogénea tropa comenzó a tomar forma para patrullar las calles y ofrecer una actividad divertida y amable a los ciudadanos de a pie.

Foto de familia en la puerta de la Escuela

Foto de familia en la puerta de la Escuela

Una vez preparados, Granada se hizo prosa y recibió la puesta en escena de personajes  recién salidos de los libros más reconocidos de la literatura universal. Se obsequió con una flor artesanal de papel junto con un separador de libros poseyente de una frase evocadora a todo aquel que pasase cerca, con posibilidad de echarse una foto en nuestro PhotoCall portátil para que el atípico momento perdure en el recuerdo.

dia-libro-photocall

Los granadinos posaron con nuestros personajes literarios en el photocall

En última instancia, la profesora Ana Celia Parras se puso al frente de la cámara y comandó un “Quiz Show” o reto de preguntas bajo el amparo de la Fuente de las Batallas y junto con la colaboración de los viandantes de la zona. El patrón a seguir era mencionar una frase dicha por algún personaje literario conocido (que estaba allí representado por nuestros alumnos) y el participante debía adivinar el nombre del literato en cuestión. No encontramos respuesta errónea alguna, así que de nuevo los molinos manchegos volvieron a sus páginas y nuestros alumnos a casa con el sabor del trabajo bien hecho.

Los paseantes se encontraron con un reto literario inesperado

Los paseantes se encontraron con un reto literario inesperado